Hace 40 años Boney M inundaba Cuba con “Ríos de Babilonia”… todavía se oyen los ecos

En 1978 era muy difícil encontrar un programa de radio, discoteca o espacio televisivo en Cuba donde estuviera ausente "Ríos de Babilonia"

www.petesmusic.co.uk
Boney M. Detalle de la portada del disco "Love for Sale" Foto © www.petesmusic.co.uk

Este artículo es de hace 3 años

La ingenuidad de muchos jóvenes cubanos nos hizo pensar, en 1978, cuando se celebró en La Habana el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que Boney M vendría a la cita, a dar por lo menos un concierto, en el Estadio Latinoamericano o la Ciudad Deportiva. Nos quedamos esperando por ellos hasta hoy.

A los cuatro cantantes de Boney M —además originarios de las vecinas Jamaica y las Antillas Menores— se les veía con tanta frecuencia en los programas de televisión de Polonia, la RDA o la URSS (países que exportaban grandes cantidades de programas a la pequeña pantalla cubana en aquel momento), que sería natural su presencia en Cuba, en tanto ídolos indiscutibles de los jóvenes aficionados a la música disco, entonces de moda.

La extraordinaria popularidad de Boney M en Cuba obedeció a varios factores como la llegada de vistosos programas de música pop concebidos en los países de Europa Oriental; el antes y el después que marcó el programa Para Bailar, donde su música era punto fijo; cierta apertura a la música anglosajona, sobre todo de origen europeo (no solo se benefició Boney M, sino también ABBA), y la diseminación, en esos años, de la televisión en colores.

Todavía hoy escuchamos cierta canción en una discoteca, agromercado o almendrón, y los cubanos todos, de cualquier edad, empezamos a tararear aquello de “By the Rivers of Babylon, there we sat down, yeah we wept, when we remembered Zion”…

Debe decirse que Boney M era el nombre de un grupo que constituyó el principal renglón comercial de una próspera empresa musical, dirigida por el empresario alemán Frank Farian, y que vendieron alrededor de 150 millones de discos en todo el mundo, de acuerdo con las cifras de 1986, año en que el grupo dejó de existir con la formación original: Liz Mitchell y Marcia Barrett, que cantaban las principales canciones, junto con la modelo Maizie Williams y el carismático bailarín Bobby Farrell, cuyo estilo seguramente influyó el de Michael Jackson.

El año de su popularidad más explosiva fue 1978, cuando publicaron su tercer álbum, Nightflight To Venus, del cual provenían éxitos como Ríos de Babilonia, Rasputin, y Brown Girl In The Ring, esta última cantada y bailada por todas las niñas y niños cubanos, sin saber ni una jota de inglés.

Ríos de Babilonia enloqueció no solo a los cubanos sino también a holandeses, soviéticos, italianos, japoneses y chilenos, por mencionar solo unas pocas nacionalidades. Al igual que la mayor parte del repertorio de Boney M, se trataba de un cover, pues originalmente la interpretaba el grupo jamaicano The Melodians. Entre sus aspectos singulares se denotaba la inclusión en el texto de fragmentos del bíblico Salmo 137, sobre el lamento de los hebreos por su cautiverio en Babilonia, donde debieron vivir exiliados durante varias décadas.

A pesar del aire vagamente religioso, que en esa época en Cuba no estaba bien visto, a pesar de que estaban propulsados por el venenoso emporio capitalista germanoccidental, y de que los cuatro cantantes desplegaban un aire bastante provocativo, incluso sensual o nudista, en sus fotos y presentaciones, Boney M se convirtió en uno de los grupos pop más populares en Cuba en el siglo XX.

Todavía hoy escuchamos cierta canción en una discoteca, agromercado o almendrón, y los cubanos todos, de cualquier edad, empezamos a tararear aquello de “By the Rivers of Babylon, there we sat down, yeah we wept, when we remembered Zion”…

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba