Mejora el futuro para el trasplante de médula ósea

Se prevee también el uso de estas técnicas ya desarrollada en el tratamiento de enfermedades articulares degenerativas y en el de algunos cánceres

Trasplantes de médula ósea Foto © Wikimedia Commons

Este artículo es de hace 2 años

En los últimos 20 años, se ha realizado una gran cantidad de investigación científica alrededor de las células madre humanas obtenidas de la sangre con el fin de modificarlas con el uso de la bioingeniería. El objetivo final de estos trabajos es mejorar, en el futuro, los trasplantes de médula ósea.

El trasplante de médula es un proceder terapéutico que se utiliza en el tratamiento de algunas enfermedades como leucemia, enfermedades graves de la sangre como las talasemias, anemia aplásica y anemia falciforme o sicklemia, mieloma múltiple y ciertas enfermedades producidas por trastornos inmunológicos.

A veces hay pacientes que no son elegibles para un trasplante de médula ósea o que no se encuentra un donante adecuado. El trasplante es la mejor opción pero no siempre es posible realizarlo. En algunos casos, el paciente puede donar sus propias células madre de médula ósea con antelación. Las células se guardan y se usan más adelante.

También pueden obtenerse células madre de un donante, que puede ser un miembro de la familia o una persona no relacionada. Pero, como se ve, no siempre existe la posibilidad de tener en el momento adecuado las células madre compatible para realizar el trasplante.

El trabajo de laboratorio que se ha realizado por Investigadores de la Universidad de Harvard ha consistido en lograr producir un tipo de células a las que llaman ‘células madre pluripotentes inducidas’ (iPS). Este tipo de células pueden diferenciarse y dar origen a diversos tipos de células sanguíneas. Lo más notable de este resultado es que los costos del tratamiento serán mucho menores, que las células se podrán producir a una escala mayor y que el fenómeno de rechazo no se producirá.

Los investigadores piensan que, en un futuro, estas mismas técnicas podrán utilizarse para producir las células beta, que son las que producen la insulina luego de trasplantadas y, por tanto, evitar así la inyección diaria de este medicamento en diabéticos.

Se prevee también el uso de estas técnicas ya desarrolladas en el tratamiento de enfermedades articulares degenerativas y en el de algunos cánceres.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba