La bandera de Cuba en la embajada de Washington Foto © REUTERS/Carlos Barria

El gobierno de Cuba protesta por el evento de EE.UU. en la ONU a favor de los presos políticos

Este artículo es de hace 2 años

El lanzamiento por parte de Washington de una campaña ante la ONU para apoyar a los presos políticos cubanos ha levantado ampollas en el gobierno cubano.

De hecho la embajadora de Cuba, Anayansi Rodríguez, pidió al secretario general del organismo, António Guterres, que cancele este evento porque "viola las normas y la Carta" de Naciones Unidas.

A través de un comunicado instaron al representante de la ONU a que lleve a cabo una investigación interna "a fin de determinar las responsabilidades por las violaciones".

"Se intenta empañar el nombre de Naciones Unidas en un acto en contra de un Estado miembro, en contravención de los propósitos y principios de la Carta de Naciones Unidas", aseguró.

"Bien estaría que el Gobierno de EE.UU. transformara su campaña de ignominia por perdón sentido y reparación al pueblo cubano por los daños ocasionados por los 56 años de bloqueo", añadió el texto.

Rodríguez recordó que las normas relativas al uso de las salas de conferencias establecen "claramente" que solo se realizarán eventos que estén en consonancia con los propósitos y principios de la ONU.

De esta forma reaccionó la diplomacia cubana al anuncio del Departamento de Estado, que anunció que el próximo 16 de octubre lanzará la campaña "Jailed for What" ("Encarcelados para qué") a favor de unos 130 prisioneros políticos cubanos, en la Sala del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la ONU.

En este acto participará la diplomática estadounidense Kelley E. Currie, además de celebrarse un foro en el que estará el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El gobierno cubano siempre ha mantenido el discurso que en las cárceles de la Isla no hay presos políticos. Para los dirigentes de la mayor de las Antillas son delincuentes comunes.

Tensión diplomática en aumento

La tensión diplomática entre Cuba y Estados Unidos también se escenificó con las declaraciones del director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, quien acusó a la administración estadounidense de recurrir a "acusaciones fraudulentas".

En una declaración publicada en la web oficial Cubaminrex, lamentó el incremento de la "retórica hostil" contra la Isla.

"Lejos de dialogar sobre la base del respeto, como Cuba ha estado dispuesta a hacerlo con fines de cooperación y como lo hace con otros países, Washington acude a las acusaciones fraudulentas y a campañas difamatorias", criticó.

Según el funcionario de la Cancillería, Estados Unidos dedica recursos millonarios "para atentar contra el orden constitucional cubano, interferir en los asuntos internos y financiar a individuos que actúan como agentes de una potencia extranjera".

También indicó que el gobierno estadounidense pretende retomar la "fracasada campaña contra Cuba en el área de los derechos humanos". Sin embargo el pasado mes de septiembre se registraron en el territorio cubano más de 200 detenciones arbitrarias.

Fernández de Cossío también dijo que el gobierno de EEUU fabrica "acusaciones infundadas" contra Cuba sobre los supuestos ataques acústicos que, según Washington, dañaron la salud de 26 empleados de su embajada en La Habana.

Esa situación ha provocado un deterioro de las ya delicadas relaciones entre EEUU y Cuba, puesto que Washington ha acusado a La Habana de conocer quién causó problemas de salud a sus funcionarios y de no haberles protegido adecuadamente, algo que niega el Ejecutivo cubano.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985