Vladímir Putin (i) y Donald Trump (d) Foto © Kremlin.ru

Medio del gobierno ruso publica la manera de "borrar a EE.UU. de la faz de la Tierra"

Este artículo es de hace 1 año

Konstantín Sivkov, experto militar ruso y doctor en Ciencias Militares, ha declarado a un medio de prensa de ese país que Rusia no debe seguir los pasos de la extinta Unión Soviética -que competía cuantitativamente con EE.UU. en la carrera nuclear- si desea evitar una agresión por parte de Occidente.

Sin embargo, ha aprovechado para aclarar que Moscú ya posee tecnología suficiente para borrar a Estados Unidos del mapa y ha explicado cómo.

Según Sivkov, Rusia dispone de recursos tecnológicos que le permiten crear municiones nucleares con un calibre superior a los cien megatones de TNT.

El experto militar cree que la elaboración de unas 40 ó 50 ojivas de esas características, destinadas a misiles balísticos intercontinentales pesados ​​o para torpedos ultralargos, “aseguraría que al menos algunas unidades de tales armas llegaran a zonas de condiciones geofísicas críticamente peligrosas en Estados Unidos, como el supervolcán de Yellowstone o la falla de San Andrés”.

"Tales ataques destruirían de manera garantizada a Estados Unidos como Estado y a toda la élite transnacional. Esto nuevamente hace que una guerra nuclear a gran escala sea irracional y reduce a cero las posibilidades de que ocurra", afirmó el experto ruso en un artículo para VPK.

Konstantín Sivkov cree que tales armas obligarían a los países occidentales a negociar el abandono de medidas restrictivas contra Rusia y las presiones sobre el país.

El presidente ruso, Vladímir Putin, por su parte, ha reiterado en varias ocasiones que la doctrina nuclear de Rusia no pasa por lanzar un ataque preventivo, sino que usaría el arma nuclear solo en un ataque de respuesta.

El pasado 20 de octubre el presidente norteamericano, Donald Trump, anunció el abandono del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF, por sus siglas en inglés), firmado con Rusia.

Trump explicó que Estados Unidos necesita desarrollar las armas prohibidas en el convenio, al mismo tiempo que ha acusado al Gobierno ruso de haber violado el tratado. Rusia, por su parte, ha rechazado las acusaciones y ha expresado su total apego al cumplimiento del Tratado INF.

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, ha explicado que la anulación del convenio obligaría a Rusia a tomar nuevas medidas para garantizar su seguridad; mientras que Serguéi Lavrov, ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, ha recordado que cualquier acción en esa área por parte de Estados Unidos obtendrá una respuesta equivalente.

Ayer martes, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, dijo tras reunirse con Putin durante 90 minutos en el Kremlin que Washington seguirá adelante con su plan para abandonar el pacto de control de armas nucleares, pese a las objeciones de Rusia y de algunos países europeos.

Firmado en 1987 entre Estados Unidos y Rusia, el Tratado INF no tiene fecha de caducidad y prohíbe a los firmantes disponer de misiles balísticos terrestres o misiles de crucero, en un radio de acción que va de los 500 a los 5.500 kilómetros.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985