Donald Trump (i) y Andrew Gillum (d) Foto © Collage Flickr/Gage Skidmore-Facebook/Andrew Gillum

Trump asegura que si Andrew Gillum gobierna Florida el estado será un desastre plagado de impuestos

Este artículo es de hace 1 año

Conforme se acerca la decisiva votación de las legislativas norteamericanas de este martes 6 de noviembre, ha aumentado la agresividad de la campaña y el presidente norteamericano, Donald Trump, no ha ido a la saga en el tono de las acusaciones y en la petición directa de voto para los candidatos de su partido.

Este lunes escribió Twitter que de salir electo el demócrata Andrew Gillum subirían los impuestos en Florida.

Gillum no tardó en responder, también a través de Twitter, donde ironizó a propósito de la petición de voto que hizo el presidente para Ron De Santis, y le recordó que la palabra definitiva la tienen los votantes de Florida, a quienes instó a acudir este martes a la urnas. 

Durante un mitin celebrado este domingo 4 de noviembre en Pensacola, Trump acusó a los líderes demócratas de incentivar la inmigración, y atacó con especial dureza al candidato opositor, Andrew Gillum, incluso poniendo en duda su inteligencia.

"Gillum no está equipado para ser su gobernador. Esto no es para él”, dijo el mandatario. "Ustedes solo tienen una alternativa: votar por Ron DeSantis para gobernador”, agregó.

"Si quieren pagar altos impuestos, entonces voten por el alcalde de Tallahassee (Gillum). Pero destruirán este estado que tanto amo”, afirmó Trump.

Este lunes, el presidente Trump también pidió a través de Twitter el voto para que el actual gobernador de Florida, Rick Scott, se convierta en senador.

Scott aspira a arrebatarle al demócrata Bill Nelson su escaño en la cámara alta federal, en una carrera en la que ambos figuran técnicamente empatados.

Trump recordó este lunes en la citada red social que en sus casi dos años como presidente, el senador Bill Nelson no lo llamó por teléfono ni una vez, mientras que Scott lo llamó "constantemente pidiendo dólares más para Florida", y enfatizó el gran trabajo que hizo "en los huracanes".

Este martes, la oposición demócrata tiene esperanzas de recuperar el control de la Cámara de Representantes, que renovará todos sus escaños, mientras que el Partido Republicano enfoca sus esfuerzos en ampliar su estrecha mayoría en el Senado, donde un tercio de los legisladores se juegan su asiento.

Consciente de que las legislativas se consideran un referéndum sobre su mandato, Trump se entregó en un maratón final de actos electorales, que culminan este lunes.

Las elecciones de mañana definirán qué partido tomará el control en ambas cámaras del Congreso hasta las presidenciales, previstas para noviembre de 2020.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.