Erlys Casanova | Foto © Jit / Calixto N. Llanes
Erlys Casanova | Foto © Jit / Calixto N. Llanes

Erlys Casanova le regala soberbia actuación a Industriales en la 58 Serie Nacional de Béisbol

América Latina Cuba

Una espectacular actuación de Erlys Casanova le permitió a Industriales dominar la subserie ante Sancti Spíritus y mantener a tiro a espirituanos y avileños en la 58 Serie Nacional de Béisbol, donde Las Tunas quiere llegar primero que nadie a los Play Off y Holguín comienza a decirle adiós a la postemporada.

En su segunda salida como industrialista este año (la primera fue mala), el pinareño Erlys Casanova tiró un juegazo, repartió 11 ponches, aceptó 5 hits y pintó de blanco a Sancti Spíritus para devolverle la autoestima a los Azules. Estos marcaron 5 carreras para ganar, 3 de ellas remolcadas por jonrón largo y alto de Michael González, cuya reciente entrada en el equipo viene a suplir las carencias ofensivas que han mostrado últimamente los Industriales.

El mayabequense disparó además un doble para convertirse en el bateador grande del choque, mientras Wilfredo Aroche y Stayler Hernández, dos puntales en el desempeño los habaneros en la primera mitad, pero disminuidos en la segunda etapa, despertaron con par de indiscutibles cada uno.

No ad for you

Por segunda noche consecutiva, el árbitro Ernesto del Risco decretó una interferencia. El jueves fue una dudosa decisión contra Geyser Cepeda, luego de que el rapidísimo jardinero central espirituano tocara la bola y se embasara en primera. Del Risco entendió que Cepeda había obstruido la línea de tiro de la almohadilla y lo puso out por regla, aun cuando el disparo del receptor de Industriales fue malo y Alexander Malleta no lo hubiera cogido de ninguna manera. La decisión le quitó el indiscutible a Cepeda y destruyó una hermosa jugada. 

Hoy, como árbitro principal, del Risco decretó otra interferencia cuando Dennis Laza salió al robo de segunda base en el cuarto inning, mientras bateaba Yordanis Samón. El granmense habanero realizó un swing grande como suele hacer, dio una vuelta en redondo y perdió el equilibrio, quedándose medio agachado en la línea de tiro del receptor espirituano Yunior Ibarra, que tiró sentado a segunda. Inmediatamente, del Risco decretó la interferencia de Samón, lo que supuso el fin de su turno por out por regla, mientras Laza fue obligado a regresar a primera, después de haberse robado la base. Molesto, Samón protestó y el árbitro encima lo expulsó. Durante la discusión, se vio a Ibarra asentir con la cabeza, como dándole la razón al árbitro, aunque con una lamentable falta de convicción. En esta ocasión, como ayer, no se vio a nadie pidiendo que se decretara la interferencia.

Además de que habitualmente busca pleito con sus conteos, no es la primera vez que ese árbitro toma decisiones inesperadas, forzadas, que denotan unas ganas excesivas de sobresalir, de robarse el protagonismo en un partido, de lucirse o de exhibir un rigor exagerado, innecesario y que nadie le ha pedido.

Un árbitro nunca debe perder la perspectiva de que su función es tomar decisiones sin quitarle el protagonismo a los jugadores. No están los árbitros ahí para lucirse, ni para llamar la atención ni para cambiar resultados, una función que les corresponde a los deportistas. El equilibrio en el deporte es algo muy frágil, que se puede romper a la menor violencia arbitral, y basta con que se cuele como un virus el ego de un árbitro engreído y autoritario para que ese equilibro se haga polvo.

En los otros encuentros, Las Tunas completó la barrida ante Villa Clara, con éxito de 4-2, logró su sexta victoria al hilo y se alejó a 4 juegos en el primer lugar, una ventaja que se va antojando decisiva de cara a los Play Off, a juzgar por la fuerza ofensiva que están mostrando los tuneros y la estabilidad de su picheo. En duelo de lanzadores, entre el mayabequense Yadián Martínez y el artemiseño Misael Villa, ganó el primero con 7,2 entradas lanzadas, en las que permitió 8 hits sin tolerar carreras. Los Naranjas solo pudieron marcar en el noveno inning por hit de Yunier Viscaino con las bases llenas que trajo 2 anotaciones. Denis Peña disparó jonrón con uno a bordo para la causa de los Leñadores.

Ciego de Ávila aprovechó la derrota de los Gallos para alcanzarles en el tercer lugar, con triunfo sobre Holguín de 6-2, el quinto que consiguen los Tigres contra los Cachorros, frente a un solo fracaso. El granmense Lázaro Blanco volvió a tirar un gran partido para sumar su tercera victoria como avileño en 3 salidas, esta de 8 entradas en las que permitió 5 hits y las 2 carreras holguineras en el octavo, aunque no ponchó a nadie. Wilson Paredes, en cambio, sigue sin igualar sus resultados de la primera mitad, y ahora archiva 3 derrotas frente a 8 fracasos. 

Es la primera subserie en el campeonato donde Ciego derrota por división a alguno de los equipos presentes en la segunda etapa. Hasta ahora, los Tigres habían barrido 3 veces, los habían barrido 2 veces a ellos y habían perdido por división 3 veces ante los conjuntos clasificados.

A partir de este domingo comenzarán las subseries Holguín-Industriales, Las Tunas-Sancti Spíritus y Villa Clara-Ciego de Ávila, siempre en terreno de los segundos.

Estado de los equipos

Las Tunas 19-8 (704)

Villa Clara 15-12 (556), -4

Sancti Spíritus 14-13 (519), -5

Ciego de Ávila 14-13 (519), -5

Industriales 12-15 (444), -7

Holguín 7-20 (259), -12

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.