Un policía de Trinidad y Tobago deporta a una venezolana. | Foto © NTN24 Venezuela / Twitter
Un policía de Trinidad y Tobago deporta a una venezolana. | Foto © NTN24 Venezuela / Twitter

Hay 60.000 venezolanos buscando refugio en Trinidad y Tobago... y pueden llegar más


Publicado el Sábado, 24 Noviembre, 2018 - 15:46 (GMT-4)


Unos 60.000 venezolanos buscan refugio en Trinidad y Tobago, pero en lugar de protección internacional se encuentran con que tras tramitar sus solicitud de asilo son detenidos y encerrados indistintamente en cárceles de máxima seguridad como la de Arouca o en Centros de Detención de Inmigrantes (IDC) que, según han relatado a CiberCuba personas que han estado detenidas en ellos, terminan siendo peor que la prisión.

Para el diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela Carlos Valero, que ha revelado las cifras de venezolanos en Trinidad y Tobago advirtiendo de que previsiblemente irán a más porque la situación en Venezuela va a peor, es imprescindible que el estado trinitario trabaje en conjunto con las organizaciones dedicadas a la ayuda al refugiado como Living Water Community, representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) en este país.

"La clave es que el Gobierno de Trinidad y Tobago asuma una posición de solidaridad y comprensión para con nuestra tragedia humanitaria", ha escrito el diputado venezolano en Twitter, junto a un fragmento de la entrevista que ha concedido a la televisión local CNC3TV.

No ad for you

En Trinidad y Tobago, añade Carlos Valero, hay unos 9.000 solicitantes de asilo de Venezuela y otros 50.000 venezolanos varados.

Las autoridades trinitarias se han comprometido a buscar una salida a la situación de los venezolanos aunque de momento se mantienen en sus trece y aseguran que ellos no tienen leyes locales que amparen la regularización y la concesión de permisos de trabajo y residencia a solicitantes de asilo. Se lavan las manos y aseguran que es cosa de Acnur buscar un reasentamiento de quienes piden asilo político.

Sin embargo, fuentes cercanas a la defensa de refugiados venezolanos aseguran a CiberCuba que no entienden cómo Trinidad y Tobago no tiene leyes propias que contemplen la regularización de los refugiados, pero sí sanciones para castigar su estancia en el país una vez que piden asilo. También critican que la Policía vaya casa por casa preguntando si hay cubanos o venezolanos viviendo ilegalmente en ellas.

Lo que le está sucediendo a los venezolanos afecta también al grupo de 82 cubanos que llevan hasta cinco años en este país a la espera de un reasentamiento y sin que Trinidad y Tobago les permita, por ejemplo, que sus hijos menores de edad tengan acceso a la educación.

Pese a que la situación de cubanos y venezolanos es la misma, los venezolanos tienen la sensación de que el Gobierno trinitario es más condescendiente con los nacidos en Cuba.

Sin embargo un representante del Ejecutivo local avanzó a la prensa que negociaría con la embajada de la Isla en Puerto España la repatriación de 82 cubanos que pasaron tres semanas protestando frente a Acnur. Ignoran de esta forma que los beneficiarios de asilo o a quienes se les tramita la protección internacional no pueden ser repatriados hasta que se resuelva su expediente.

Las autoridades de Trinidad y Tobago han planteado ya la posibilidad de someter a referendo la ratificación de la Convención del Refugiado porque, según han dicho, el sí afectaría al bolsillo de los contribuyentes.

Este punto lo niegan tajantemente quienes se dedican a la defensa de los refugiados en este país porque aseguran que el Gobierno de Trinidad y Tobago no paga absolutamente nada de los gastos de los solicitantes de asilo: ni siquiera les da agua cuando los encierra injustamente en la cárcel.

Es el caso de los 82 cubanos que permanecieron 6 días en la prisión de máxima seguridad de Arouca, conviviendo con criminales, aunque habían sido condenados por un delito menor (obstruir un paso de peatones) después de permanecer tres semanas protestando frente a las oficinas de Acnur. Durante su estancia en prisión sólo les dieron una botellita de agua.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

Tania Costa (La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y tertuliana en Televisión Murciana, Televisión7RM y la Cadena Ser Murcia.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Tania Costa

Tania Costa (La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y tertuliana en Televisión Murciana, Televisión7RM y la Cadena Ser Murcia.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.