El escultor de la piedra de Fidel Castro estuvo 6 años aislado en un área con acceso limitado

Dice que Juan Almeida y Eusebio Leal se encargaron de verificar personalmente el diseño del lugar, la selección de la piedra y el proceso de tallado.

Antonio Matos Díaz, trabajando la piedra. Foto © Cubadebate

Este artículo es de hace 2 años

Antonio Matos Díaz, el holguinero que esculpió la piedra donde se encuentran los restos de Fidel Castro, permaneció aislado en un área especial de 400 metros cuadrados, a la que solo tenían acceso seis personas, mientras trabajaba en el conjunto escultórico.

En una entrevista concedida al semanario Trabajadores, el artista reveló que en esa reclusión estuvo durante seis años.

A pesar de ello, en el momento de morir el dictador, la totalidad de la obra no estaba concluida. Aún no se habían colocado los diecinueve balaustres que rodean la roca, que representan las columnas del Ejército Rebelde.

Entre las mayores dificultades que enfrentó estuvo la selección del material. Se decidió emplear el granito, extraído del macizo Gran Piedra, porque es capaz de durar miles de años. Pero el proceso de tallado y pulido fue difícil, pues el monolito que al final se escogió como sepulcro pesaba alrededor de 24 toneladas.

Matos nació hace 65 años en Holguín, pero vive en Santiago de Cuba. Su identidad ha sido hasta hace muy poco un misterio, y solo ahora puede ser entrevistado porque las FAR lo autorizó.

Asegura que fueron Juan Almeida y Eusebio Leal los encargados de verificar personalmente el diseño del lugar, la selección de la piedra y la escultura como tal.

El denominado Complejo Histórico Revolución, del cual forma parte el nicho de Fidel Castro, requirió también del esfuerzo los trabajadores de la unidad 1 de Construcciones Militares de Santiago de Cuba, quienes comenzaron a laborar en dicha obra en el año 2006.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba