La sarna o escabiosis una enfermedad muy antigua pero sin solución en los tiempos modernos

Este artículo es de hace 2 años

En un artículo publicado recientemente en la revista JAMA Dermatology se afirma que a pesar de que la escabiosis o sarna es una enfermedad de la piel que describió Aristóteles (384-322 AC) en la antigua Grecia ha continuado siendo un azote para el ser humano en todas las épocas.

En los últimos diez años se nota un resurgimiento global con la consiguiente afectación a la salud humana. La Organización Mundial de la Salud acaba de añadir la sarna a la lista de enfermedades tropicales desatendidas u olvidadas (NTDs siglas en inglés).

Se calcula que de manera global las pérdidas producidas por la escabiosis son mayores que las de otras NTDs se ha determinado que la sarna produce 1.5 millones de años de vida perdidos (mide la suma de años de vida perdidos debido a mortalidad prematura y a discapacidad) por discapacidad que son muchos más que los producidos por el dengue,
la oncocercosis, y otras. Esta enfermedad es un azote en el este y sudeste de Asia, Oceanía y los países tropicales de la América Latina.

Este es el resultado de la incesante picazón que impide conciliar el sueño, lo que produce una baja productividad en la escuela y el trabajo, también hay afectación en la calidad de vida de niños y adultos y de sus cuidadores. El microtrauma que genera el rascado produce infecciones en la piel fundamentalmente por Estafilococo aureus y Estreptococo piógeno

Los tratamientos regular con permetrina o con dosis masiva de permetrina o de ivermectina mejoran notablemente.

Pero las complicaciones por la infección en la piel que produce celulitis, fascitis necrotizante y sepsis asi como otras secuelas como la glomerulonefritis (enfermedad del riñón) que puede llevar a una insuficiencia renal crónica. La escabiosis resurge luego de desastres naturales con gran fuerza como sucedió en Puerto Rico luego del paso del huracán María y en Christchurch en Nueva Zelanda después del terremoto.

La escabiosis es una enfermedad que se produce fundamentalmente por el hacinamiento donde se produce el contacto piel con piel. La falta de acceso al agua limpia y la malnutrición amplifican el problema. Es por ello que el incremento de los desastres naturales y el fenómeno de los refugiados e inmigrantes que viven en pésimas condiciones hace que se incremente aún más el peligro de diseminación de la enfermedad.

Su diagnóstico es por observación de las lesiones y por ello muchas veces se indica el tratamiento de forma empírica para casos sospechosos.

Cuando a una persona se le diagnostica una sarna esta se siente apenada y avergonzada.

En la actualidad existe la preocupación que el uso de dosis masiva indiscriminada de permetrina e ivermectina pudiera producir resistencia al tratamiento.

Las medidas ambientales, como el lavado de ropas y sábanas con agua caliente y guardar la ropa en bolsas plásticas selladas son medidas que se recomiendan.

 

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.