Gretther Yedra, artífice del proyecto de promoción literaria "Lluvia de mayo" | Foto © Cortesía de la entrevistada
Gretther Yedra, artífice del proyecto de promoción literaria "Lluvia de mayo" | Foto © Cortesía de la entrevistada

Gretter Yedra: una joven cubana que aspira a salvar la literatura con su proyecto “Lluvia de mayo”


Publicado el Martes, 12 Marzo, 2019 - 04:47 (GMT-5)


Hace menos de un año un aguacero literario pretende inundar las redes sociales. Cada palabra sacada desde los más recónditos libros se convierte en un torrencial de conocimiento que penetra por los ojos, enciende la alarma de nuestro cerebro y nos hace reír mientras aprendemos.

Gretther Yedra es la culpable de que se activen las campanas de notificación de cientos de usuarios cada vez que se publica un nuevo vídeo en cualquiera de las plataformas que hoy posee Lluvia de Mayo.

Gretther Yedra promueve en las redes la lectura con su proyecto Lluvia de Mayo / Cortesía de la entrevistada

Quise conocer sus motivaciones para regalarnos estas entregas didácticas, que rompen con todos los esquemas conocidos hasta el momento en materia de análisis literarios. Confiesa que su público objetivo son esos jóvenes que vive las 24 horas del día pendientes de la red de redes y que necesitan alimentar el alma y el intelecto. Pero ¿por qué hablarles a ellos?

No ad for you

“En este mundo tan agitado hablar de libros es cómo llegar a un remanso de paz, y en los remansos de paz uno sabe que se descansa, se aclara la mente, nos damos el chance de pensar mejor. Así que no le viene nada mal a los jóvenes hacerlo. Los libros te ayudan a formarte un pensamiento más sólido sobre el mundo, sobre la gente, sobre la vida, por eso me parece importante hablarles de literatura”.

Gretther Yedra / Cortesía de la entrevistada

La tarea no es fácil, sobre todo cuando a los millenials les interesa muy poco todo lo que existe más allá del universo digital, o al menos eso es lo que creemos. El mundo moderno va trazando rutas impuestas por la tecnología, y si antes tener un libro de papel en las manos te convertía en una persona cool hoy te hace ser un fenómeno raro ante los ojos de los demás. Quizás porque los encargados de hacernos amar la literatura han envejecido o porque se perdió la magia de contarnos las historias que se tejen dentro de cada libro.

Cuando Gretther fue profesora de jóvenes se dio cuenta que no leían nada “porque pensaban que todo eso era “muela bizca”. Ahí supo que tenía que cambiar su retórica y, según nos cuenta, dio resultados. “Poco a poco empezaron a leer, a interesarse por los libros. Ya luego discutían conmigo hasta los títulos que se estaban leyendo, y cuando eso sucedió supe que había funcionado y me sentí satisfecha”.

Quizás sea la misma satisfacción que siente al terminar cada vídeo y recibir mensajes desde todas las latitudes. Personas que probablemente nunca conocerá y se motivaron a comprar o buscar alguno de los textos que ella, con un lenguaje demasiado coloquial para los más conservadores, propone como si estuvieran acabado de salir de la imprenta.

“Yo de lo que sí estoy segura es que estoy haciendo algo por los libros. En estos tiempos ellos están pasando a ser las ruedas inservibles de un carro y eso no puedo permitir que suceda”. Y no quiere expresarse de otra manera alguien a quien le brillan los ojos con total pasión cada vez que en sus vídeos mezcla todo lo sublime de un modo tan interesante y original, que si leer no es lo tuyo cambiarás tu percepción de ese aspecto de la vida con solo dedicarle unos minutos.

Claro que alguien que nunca había hecho este tipo de trabajo vive con ciertos temores. La adrenalina que se experimenta al terminar cada entrega es solo comparable con aquellos escritores que esperan ansiosos las reacciones de su público. La entrevistada no lo niega. “Mi temor inmediato siempre es que a la gente no le guste, pero cuando mi esposo termina la edición y me río tanto con mis ocurrencias y con las de él, entonces se me olvida ese temor porque a mí me gusta y ya”.

“Si estoy poniendo palabras en las cabezas de otras personas, aclarando pensamientos, obligando a analizar fenómenos de Cuba o de donde sea. Si en algún momento alguien se ha hecho la pregunta ¿qué es eso de Quinquenio Gris? e inmediatamente se pone en indagar, a buscar… Entonces creo que estoy ayudando en algo mínimo. Y quizás, solo quizás, esté desatando vendas anudadas por muchos años”.

Pero si en este punto de la entrevista pretendes dejar a un lado lo que he escrito para abrir alguno de los vídeos de Lluvia de Mayo, te pido que no lo hagas. Sigue deslizando la vista sobre las próximas líneas y haz el salto al vídeo justo al final. Solo así podrás percatarte que siempre hay un matiz político que se mezcla con esos tesoros de papel que Gretther nos provoca a leer. ¿Será acaso algo intencional para ganar seguidores?

“Yo no diría que mis análisis tienen un marcado matiz político. Simplemente digo la verdad, algo que pocas veces gusta en sistemas como el que impera en Cuba. Los libros que escojo no son ni siquiera por el matiz político que pudieran tener, sino porque son joyas literarias que al gobierno cubano le ha convenido dejar cubiertas con una sábana oscura para que no molesten, y no sé por qué lo han hecho. Al final los libros prohibidos son siempre los que más se leen”.

Autores como George Orwell, Reinaldo Arenas, Amir del Valle, Cabrera Infante o Virgilio Piñera son solo algunos de los que esta matancera ha querido que leamos.

Escritores que deben ser leídos, según su propia experiencia, con café y en el sofá. Manosear cada página, desgastar las palabras, quemarse la vista devorando cada capítulo, unir las horas en busca del próximo suceso son las pasiones que trata de transmitirnos.

Pero decir las verdades que otros han tratado de ocultar puede ser incómodo para aquellos que viven de la mentira. Por eso, con el mismo coloquialismo que graba sus vídeos, y una sonrisa que se le cuela de lado a lado de la oreja, no teme en afirmar “Si me juzgan por lo que pienso, o por lo que digo, pues allá ellos. Yo jamás lo haría. Cada cual arrastra el maletín que puede, así que cada cual con su condena”.

Vivir fuera de Cuba, alejado de los paisajes que hasta el otro día eran cotidianos, no es nada fácil. Mucho menos para quien ha tenido que encontrar en otros horizontes sus propios sueños, pero llevar una enorme añoranza por dentro solo puede ser combatida con espiritualidad.

“Lluvia de Mayo a mí me espanta las nostalgias de noches enteras con mis amigos hablando de libros, me alivia esas ganas irreprimibles que siempre tengo de estar hablando de literatura, pero ¿dónde quisiera ver este proyecto en los próximos meses? No lo sé. Seguramente entre todos esos buenos amigos que, gracias a esta idea, han llegado para quedarse”.

Lluvia de Mayo a mí me espanta las nostalgias de noches enteras con mis amigos hablando de libros, me alivia esas ganas irreprimibles que siempre tengo de estar hablando de literatura

Ahora si lo deseas, comienza a devorar cada vídeo de ese aguacero que, en el quinto mes del año, es sinónimo de prosperidad, crecimiento, bonanza y limpieza espiritual. Conviértete en seguidor de cada entrega de una página que solo persigue preservar los mejores títulos y sus autores, y socializa con otros el tesoro que estás a punto de descubrir.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.