Maday González Espinosa (i) y cola en la tienda en que ocurrió el incidente (d) Foto © Collage Facebook/ Luis Yoel Balbuena

Multan a pastora cubana por protestar en una tienda: "En Cuba tenemos hambre, hay necesidad"

Este artículo es de hace 1 año

La pastora cristiana cubana Maday González Espinosa ha denunciado que este sábado fue conducida a la Unidad No. 3 de la Policía en Las Tunas, donde la retuvieron durante un rato y le impusieron una multa de 20 pesos (CUP) por discutir con un empleado de una tienda y decirle: “En Cuba tenemos hambre, hay necesidad".

“Me pusieron una multa de veinte pesos por yo expresarme. Dijeron que yo había roto el orden público… digo: ‘¿Pero ahora no podemos decir la verdad, que tenemos hambre, que hay necesidad?’”, dijo en declaraciones a Radio Televisión Martí.

González Espinosa ha explicado que fue a cobrar un dinero en una oficina de Western Union dentro de la Tienda Recaudadora de Divisas (TRD) “La Casa Azul”, y que estando dentro de la tienda quiso comprar pollo. 

Sin embargo, un empleado que se presentó como jefe de Piso le comunicó que debía salir y hacer la cola fuera y no dentro.

El trabajador de la tienda la amenazó con llamar a la Policía, a lo que ella le habría contestado: “¿Por qué código me van a sancionar? Yo no he cometido ningún delito. En Cuba tenemos hambre, hay necesidad”.

La mujer ha explicado que en la tienda había incluso policías de porteros para controlar la cola y que, tras liberarla en la estación, las autoridades le prohibieron regresar a ese comercio en el día de hoy.  

Maday González Espinosa es esposa del pastor Luis Yoel Balbuena, que actualmente reside en Estados Unidos y que también denunció en las redes sociales lo sucedido.

(Foto: Captura de Facebook/Luis Yoel Balbuena)

"Multa de 20 pesos y prohibición de volver hoy a la tienda. Así que ni podrá sacar el dinero allí ni comprar pollo... Aunque ella estaba allí por el dinero no por el pollo... este videito hoy costó 20 pesos. En unos años lo pienso vender en una subasta de las antigüedades del comunismo en Cuba...", escribió Balbuena.

En otra publicación, añadió que su esposa había tomado una foto de “un alimento ‘sagrado en Cuba, el pollo”.

"La Policía Nacional Revolucionaria siempre corre a tratar de callar al pueblo y someterlo con intimidación, mientras los verdaderos delincuentes trafican con el hambre, la necesidad y la miseria de toda una nación. Pero, a río revuelto... ganancia para los administradores, dirigentes y agentes del régimen que sí acaparan todo lo que quieren y hasta les proveen a los revendedores para juntos como vampiros en La Habana, y por toda Cuba, y hasta en Venezuela, seguir desangrando al pueblo sumiso... Oremos por Mada y por Cuba...", concluyó.

La creciente escasez de alimentos que se está viviendo en Cuba en los últimos meses no es exclusiva de La Habana, sino que se extiende también a las provincias orientales de la Isla, que padecen una crisis similar o peor.

Que el fantasma del Período Especial acecha se ha vuelto un lugar común en la prensa independiente en los últimos meses, pues crecen las noticias que así lo reflejan.

Los cubanos argumentan lo difícil que es mantener la calma cuando cuesta cada vez más llevar la comida a la mesa: colas, quejas, esperas y hasta peleas se han visto en las últimas semanas, en episodios que evidencian desconcierto y preocupación.

¿Que dice el Gobierno de la crisis alimentaria? Durante una reunión del Consejo de Ministros, a comienzos de este mes de marzo, Miguel Díaz-Canel reconoció la escasez en la Isla de alimentos básicos como el aceite vegetal, el pan, el huevo y el pollo.

En el encuentro, el mandatario pidió a su Gobierno mayor control de los procesos económicos "importantes para la vida cotidiana", así como la necesidad de "cerrar los ciclos productivos"; y precisó que el "esfuerzo" para que las "importaciones sucedan a tiempo", no sirve de nada si "luego surgen problemas con contrataciones del transporte o el retraso de algunos embarques".

"Necesitamos una dinámica más creciente de la economía en este año, para lograr un impacto en la alimentación de la población, en la vivienda, en el transporte y en la informatización, por solo mencionar algunos elementos que son importantes para la vida cotidiana", concluyó.

Mientras tanto, los huevos, el aceite, el pan, la harina de trigo y el pollo han sido las últimas víctimas del desabastecimiento crónico que sufre Cuba desde hace décadas, donde es usual que escaseen periódicamente alimentos como la leche en polvo e incluso la sal.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985