Cubana denuncia la “cultura” del encierro en hospital La Dependiente: una sola puerta para entrar y salir

“Todos los hospitales tienen puerta de entrada y salida, para que precisamente cumplan esa función y facilitar el movimiento del personal que a ellos acuden”, escribió.

Entrada principal del hospital Foto © Captura de video en YouTube

Este artículo es de hace 2 años

Una cubana ha denunciado en su cuenta de Facebook un contratiempo que sufrió en el Hospital Clínico Quirúrgico Diez de Octubre, en La Habana, conocido popularmente como La Dependiente.

Ana Ivis Galán tuvo que llevar recientemente a su suegra, de 83 años. Allí todo marchó bien; el problema fue al tratar de salir en el automóvil de su esposo por la puerta principal, en la avenida Diez de Octubre, la más cercana al pabellón donde la anciana fue atendida.

“No pudimos salir porque la puerta está cerrada y con candado, y cuando respetuosamente le inquirimos a las dos personas que custodiaban la entrada, nos dijeron que esa era una orientación del ministro”, relató.

Ana Ivis alegó que las personas que van a ese lugar es porque están enfermas, tienen una urgencia o una consulta, y que no se debe hacerlos sufrir más, ni a ellos ni a sus acompañantes. Pero todo fue infructuoso.

Una señora que vio lo que sucedía le dijo: ¡Ay, mi’jita, no cojas lucha, que el que decidió eso no viene, ni trabaja, ni se atiende aquí; ese está en su aire acondicionado y detrás de un buró! Sin embargo, ella respondió que a veces los de “abajo” toman decisiones para hacer más fácil el trabajo según les convenga, y le echan “el muerto a los de arriba”.

La conclusión fue esta: quienes lleguen en auto a la puerta, por Diez de Octubre, deben dar la vuelta y atravesar todo el hospital, para salir por la parte de atrás.

“Todos los hospitales tienen puerta de entrada y salida, para que precisamente cumplan esa función y para facilitar, además, el movimiento del personal que a ellos acuden”, escribió.

“Puede haber escasez de personal, pero la solución no debe seguir siendo sacrificar a la gente. Yo he decidido llamarle a esto la ¿cultura? de cuartel: tiendas, escuelas, hospitales, cualquier centro de trabajo, tienen dos y a veces hasta tres puertas, pero la solución facilista es la mejor: por una puerta entras y sales; generas demora, insatisfacción, malestar, a veces irritación, pero no importa, eso no es problema de ellos, si quieres entras y si no… no sales”, añadió.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba