Descemer Bueno Foto © Facebook del artista

Descemer Bueno publica un comunicado para aclarar "las acusaciones" de Otaola

Este artículo es de hace 1 año

El cantautor cubano Descemer Bueno, a raíz de la mediática polémica que se ha generado entre él y el presentador Alexander Otaola desde el pasado viernes, ha publicado un comunicado en su cuenta de Facebook para responder a "las inescrupulosas acusaciones de las que estoy siendo víctima".

El artista aseguró desconocer que los dueños del bar privado habanero Destino, en el que él se ha presentado varias veces y con quienes ha compartido en privado, son los nietos del comandante Victor Bordón y que "incluso creo que la mayoría de los cubanos lo desconoce".

"Quienes me conocen y han seguido mi carrera, saben perfectamente que no he tenido la necesidad de arrimarme a ningún dirigente o persona influyente ni en Cuba ni en ninguna parte para sostenerme económicamente. Jamás he recibido prebendas a cambio de nada", escribió.

Descemer aseveró que su concierto en el bar Destino "no obedece por ningún motivo a cuestiones políticas. Ni yo ni mi equipo de trabajo jamás hacemos una indagación de quienes son los dueños de los lugares donde me presento".

Asimismo, desmintió haber participado en un acto en Venezuela para celebrar un aniversario político, y que su nombre es probable que haya sido incluido en la lista sin su autorización. Aseguró que nunca ha participado en ningún acto político y que la represión a cualquier persona, incluidas las Damas de Blanco, "siempre lo he rechazado contundentemente por múltiples razones".

La polémica entre Descemer Bueno y Alexander Otaola comenzó cuando este último sacó a la luz en su programa que Descemer había tocado en el bar de los nietos de Bordón cuando su casa en Miami fue robada. El intérprete de Preciosa a través de una directa, lo acusó de "mentiroso" y "racista" y lo amenazó con demandarlo.

A continuación, reproducimos el texto completo publicado este jueves por Descemer Bueno en su cuenta oficial de Facebook:

Miami, 25 de abril 2019

En días recientes he sido objeto de constantes acusaciones, basadas en comentarios y opiniones subjetivas, a raíz de unas fotos en las que me encuentro en el Bar Destino, en la Habana, junto a los nietos de una persona llamada Victor Bordón que en honor a la verdad desconocía, incluso creo que la mayoría de los cubanos lo desconoce.

Supongo que en libertad y democracia, nadie tiene el derecho a exigirle a alguien que defina su posición para provocar discriminación por raza, religión o ideología política, según lo establece la ley, pero curiosamente en este incidente al parecer esto ha pasado por alto.

Quienes me conocen y han seguido mi carrera, saben perfectamente que yo nunca he comulgado con ningún sistema político, tampoco he tenido la necesidad de arrimarme a ningún dirigente o persona influyente ni en Cuba ni en ninguna parte para sostenerme económicamente. Jamás he recibido prebendas a cambio de nada y siempre he sido un ser humano libre de pensamientos y acciones, preservando mi dignidad y mi honra por encima de cualquier cosa.

Ha llegado el momento que aclare al público las inescrupulosas acusaciones de las que estoy siendo víctima, porque es el público quien merece de mi parte cualquier aclaración por el respeto que les tengo.

Primero: Mi presencia en el Bar Destino como cualquier otro lugar donde me he presentado no obedece por ningún motivo a cuestiones políticas. Ni yo ni mi equipo de trabajo jamás hacemos una indagación de quienes son los dueños de los lugares donde me presento. A lo largo de mi carrera me he tomado fotos con muchísimas personas, sin que esto me clasifique políticamente como de izquierda o derecha. Tal es el caso del senador cubano-americano Marco Rubio, los alcaldes Tomas Regalado y Joe Carollo, lo nietos de este dirigente y muchísimas personas, incluso artistas, con diversidad de religión, filiación política, sexo y raza. Es esa la verdadera libertad y democracia que todos defendemos y seguiremos defendiendo.

Segundo: En cuanto a las acusaciones sobre mi participación en un evento en Venezuela, les puedo afirmar que yo nunca participe en ese evento ni en ningún otro para celebrar aniversarios políticos, es muy probable que hayan incluido mi nombre en esa lista de participantes sin mi autorización. Aclaro, la única vez que fui a Venezuela fue una gira de promoción para promover un tema que grabe junto al maestro Oscar de León y algunos conciertos privados que organizo un promotor venezolano residente en Miami.

Tercero: Durante mi carrera, jamás me han convocado ni he participado en ningún acto político en ninguna parte del mundo y en cuanto a mi posición frente a las agresiones físicas y maltratos a cualquier persona por su manera de pensar incluyendo las Damas de Blanco, les aseguro que siempre lo he rechazado contundentemente por múltiples razones.

Sepan que provengo de una familia muy humilde y que todo lo que he podido lograr en mi vida lo debo a mi propio esfuerzo, al talento que dios y la vida me regalo para componer canciones que gracias a ustedes se han hecho grandes.

Espero que sepan comprender que las injurias y difamaciones provocadas, son el deseo de dañar mi imagen y reputación de manera irreversible al costo que sea necesario, juzgándome sin necesidad alguna a pesar que jamás he juzgado ni dañado a nadie, sino todo lo contrario. Siempre me enseñaron que quienes hacen daño se les revierte con creces por eso con estas manos y a lo largo de mi vida solo he dado amor y he ayudado a muchísimas personas realmente necesitadas en la medida de mis posibilidades.

Solo les puedo decir que hasta el corazón más enamorado se cansa de ser lastimado.

Muchas gracias y bendiciones para todos ustedes.

Descemer Bueno

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985