Las pésimas condiciones de una clínica estomatológica en Santa Clara Foto © CiberCuba

“Se acabó la amalgama y resina queda poca”, la escasez golpea las clínicas estomatológicas cubanas

Este artículo es de hace 1 año

“Este empaste se le va a caer pronto, es temporal. Se lo tengo que obturar con un poquito de resina que me queda, porque la amalgama, que es lo mejor, ya se nos acabó”, explicaba la doctora, sin apartar sus manos y ojos de la boca de Alejandro, un niño ranchuelero de ocho años de edad. La madre asintió, quizás sin entender demasiado la explicación de la especialista, pero algunos de los pacientes apiñados en la puerta de la consulta, comenzaron a susurrar sus quejas.

“Aquí siempre te dicen lo mismo. Yo vengo para que me cambien este empaste, porque me lo pusieron el jueves y ya el domingo se me cayó”, explica una mujer mientras abre la boca en su mayor extensión y señala a todos con su índice derecho algún orificio recóndito de su dentadura.

Las urgencias, las embarazadas y los niños tienen preferencia en la apretada cola de esta clínica villaclareña, pero para todos ellos la respuesta es la misma: “Se acabó la amalgama y resina queda poca”, sentencia la ayudante en una de sus múltiples salidas de la consulta. Besa a una conocida suya, y tras el saludo de rutina, le responde alzando la voz para que se escuche por todos: “Hija, si yo no sé ni cómo estamos trabajando, porque no tenemos de nada y a veces hasta el agua falla”. Luego, ante la angustia de su interlocutora la serena: “Pero quédate por ahí a ver que hacemos”.

Esa es la mejor manera de ser atendido hoy en una consulta estomatológica cubana, algún conocido que te tienda la mano, ya sea para ayudarte o bien para recoger. La escasez de recursos siempre alienta el acaparamiento, el lucro y el tráfico de influencias en las diferentes esferas de la sociedad cubana. La salud no es una excepción.

Consulta estomatológica en Villa Clara / CiberCuba

No son pocos los que viajan desde la capital y otras provincias para recibir servicios odontológicos en los centros asistenciales villaclareños. Desde hace años esta especialidad al igual que la cardiología es muy reputada en la central provincia, por describir estándares de calidad superiores a los del resto del país.

Sin embargo, ello no se traduce necesariamente en una total cobertura sanitaria ni que los recursos estén al alcance de todos por igual. En un país donde no se cobra lo suficiente para vivir dignamente, los estomatólogos (como cualquier otro profesional) se ven obligados muchas veces a priorizar a quienes pagan o al menos llegan con una merienda a la consulta.

No siempre se trata de un pago explícitamente acordado, a veces sí. En cualquier caso, las “atenciones” que muchos pacientes tienen con los especialistas funcionan, son un vehículo eficiente para establecer un compromiso de la otra parte y conseguir sus favores. Bien sea mediante el pago, o detrás de un simple “gesto” con el doctor, subyace una verdad absoluta: el quiebre factual del sistema de la salud pública, el principal pilar del socialismo cubano.

Ambos factores, la escasez de recursos y la atención diferenciada en dependencia de quién seas o cuánto puedas ofrecer, tienen un impacto innegable en los actuales indicadores de salud del pueblo, aunque las estadísticas oficiales no pongan atención en ello.

“Yo he cumplido misión en el exterior, y te digo que a pesar de todo lo que pueda cuestionársele al sistema de salud cubano, nuestro ciudadano promedio se caracterizaba por mostrar una mejor salud bucal que los nacionales de otros países subdesarrollados de la región. Pero en los últimos años puedo asegurarte que se aprecia un declive en ese aspecto, dado entre otros factores por la dieta, o el deficiente trabajo preventivo desde las edades más tempranas, explicó a CiberCuba una especialista en odonto-estomatología del policlínico Celia Sánchez Manduley de la ciudad de Santa Clara.

Precisamente el aumento de las caries en edad pediátrica constituye una de las preocupaciones de la entrevistada. Según su punto de vista ello obedece a diferentes causas que van desde la resistencia del esmalte de cada persona y la composición de su saliva, hasta la dieta que consumen, que debe ser rica en verduras, carnes y lácteos, pero pasando además por la adecuada atención estomatológica y preventiva desde esos años.

“Cuando se pierde la dentición temporal desde una temprana edad a causa de caries rampantes o de biberón, ello acarrea consecuencias a largo plazo para la dentición permanente que debe llegar aproximadamente a los 6 años de edad, y que entonces ya se ve afectada también. El trabajo preventivo y la aplicación de los medicamentos adecuados posibilita que nuestros niños crezcan sanos, pero no siempre disponemos de los recursos necesarios”, argumentó.

La actual escasez de materiales abarca desde las mencionadas resinas y amalgamas hasta la anestesia, el instrumental y vestuario médico, los guantes y el agua, sin embargo, la fuente refiere otras dificultades permanentes en las consultas estomatológicas del país: la deficiente higiene de nuestras consultas, el escaso número de sillones y profesionales, los atrasos en los turnos de los pacientes, en la reparación de dientes y en la elaboración de prótesis.

Consulta estomatológica en Villa Clara / CiberCuba

“Me preocupa demasiado cómo hemos iniciado el año, a mis familiares y amigos les aconsejo que vengan ahora y aprovechen si tienen que empastarse o tratarse, porque los suministros han estado por el piso y no sabemos si de lo poco que disponemos hoy todavía mañana habrá”, concluyó la fuente.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985