Imagen de referencia de una cubana trabajando en un restaurante en Nuevo Laredo en 2017 Foto © REUTERS/Daniel Becerril

Cubanos buscan empleo mientras regularizan su estancia en México

Este artículo es de hace 1 año

Los cubanos que llegan a México y no han concluido sus trámites migratorios han buscado alternativas para generar ingresos económicos, que les permitan buscar un modo de sobrevivir y costearse las gestiones burocráticas necesarias.

Un reportaje de Televisa recoge el testimonio de Edgar y Juan Manuel, dos cubanos en Tapachulas, Chiapas, que hace más de 20 días llegaron a la ciudad y mientras esperan que sus casos tengan alguna salida legal, reparan muebles en diferentes establecimientos fijos.

“Tuve que emplearme por la necesidad, por el hecho de que tuve un contratiempo con migración, tuve muchos días preso, pase por malos momentos y ahora en estos momentos no tengo ropa, no tengo dinero, tengo que trabajar hasta ver cómo puedo legalizarme aquí” contó Juan Manuel.

Los dos cubanos aprendieron los oficios de carpintero y ebanista, y actualmente buscan obtener un permiso para permanecer legalmente en México y así evitar la deportación, informa Televisa.

La Asociación de Establecimientos y Entretenimientos de Tapachula ha dado acogida a 12 cubanos que se encuentran en una situación similar.

“Muchos ya se dieron cuenta que las posibilidades son más reales aquí en estos momentos que llegar a Estados Unidos” aseguró Antonio Armas Hernández, presidente de la asociación.

“Algunos de nosotros de la asociación, tenemos el registro de empresas empleadoras, eso nos permite contratar extranjeros, pero siempre en el marco de la ley” agregó.

La historia de estos dos cubanos es similar a la de otros que igualmente han buscado el modo de ganarse la vida de una manera honesta.

Reynier Rodríguez, también en Tapachula, trabaja cortando el cabello en una barbería, mientras que Tony Peña, junto a otros cuatro cubanos y una mexicana en Juárez, habían anunciado la apertura del restaurante “Little Habana” y así pagarse un lugar para dormir y comer mientras esperan.

Otros cubanos han encontrado en algunas escuelas privadas de Juárez un modo de sobrevivir económicamente y enfrentar los gastos que genera su estancia en México, aún cuando el estatus migratorio les impida ser contratados de manera permanente.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.