Escasez de agua Foto © Radio Reloj

Santiagueros reclaman la falta de agua en pleno período lluvioso

Este artículo es de hace 1 año

La escasez de agua se mantiene en Santiago de Cuba, pese a las recientes lluvias en la región y a que en mayo del pasado año se dedicó un artículo en el periódico oficialista Granma sobre la situación hídrica de Santiago de Cuba, en donde se señaló que los principales embalses de la provincia se encontraban en cifras superiores al 50% de su llenado total, así como las cuencas subterráneas, lo cual aseguraba el abastecimiento de agua potable en la provincia hasta el próximo periodo lluvioso que tendría lugar desde el presente mes hasta octubre del 2019.

Al respecto Gladis, vecina del reparto Mármol, reprochó la falta de agua, mientras se disponía a cargar algunos cubos de agua. “Siempre en la misma jodedera, todos los años cuando empieza la sequía en Santiago de Cuba llega el agua cada 7 o 15 días dependiendo de como estén las presas, pero este año parece que están ahorrando más de lo normal porque a pesar de las lluvias no ponen el agua”, alega la santiaguera.

Entre tanto, Víctor, otro residente del antes mencionado reparto, construye una cisterna donde futuramente almacenará el preciado líquido. Sin embargo, menciona que esa agua no será potable, puesto que las fosas y desagües de las casas circundantes están muy cerca del improvisado receptáculo.

“Casi todas las casas de aquí tienen fosas y mi cisterna como es en el suelo, puede filtrar toda esa inmundicia, así que solo la usaremos para los animales, limpiar, lavar y para descargar el baño, pero por lo menos los dos tanques que tengo solo se utilizarán para tomar y cocinar y así me durará más. Lamentablemente no tengo posibilidades de hacerla elevada, ya que mi techo es de fibrocemento y aun no tengo los recursos para poder echarle placa”, cuenta Víctor ante este portal.

Más adelante, el joven quien reside con su esposa indica que la escasez de agua cada día se pone peor, “el mes pasado venía una vez por semana y este mes ya va casi por dos semanas sin venir. Tengo dos tanques grandes, y gracias a eso me queda algo, además la hemos estado ahorrando, pero si seguimos así, dentro de unos días tendremos que pedir agua”.

Otros como Juan Carlos, dueño de una pequeña cafetería en el reparto Veguita de Galo, ha tenido que ingeniársela para mantener el agua en su negocio.

“Cuando pasa más de una semana sin venir el agua, lo que hacemos es pagarle al que abre las tuberías, para que nos deje llenar la cisterna una hora, y así solucionamos. Pero no es fácil tener que estar pagando por algo que debería ser constantemente, porque sin agua nadie vive y eso es lo primero que debería estar asegurado en el país, y que nunca falte”, refiere el emprendedor.

Por otra parte, cuando en la ciudad suroriental comienza a escasear el vital líquido, los llamados “agüeros”, personas que se dedican a vender agua, resultan ser los más solicitados, vendiendo una cubeta de agua por 1 CUC o 25 pesos, al igual que estos populares trabajadores de las empresa de Aguas Santiago, que se dedican a abrir las llaves de paso esparcidas por la urbe, según corresponda en Santiago de Cuba, que reciben dinero a cambio de poner el agua por algunas horas y que cobran dependiendo de la urgencia del “cliente”.

Hasta el momento autoridades y directivos de Agua Santiago, no han dado cuenta de la aparente escasez de agua, mientras residentes inventan para poder almacenarla.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Ezequiel Fuentes Morales

Natural de la provincia Artemisa. Graduado en Contabilidad y Finanzas. Se define como incansable luchador por los Derechos Humanos, y es activista por los Derechos LGBTI+.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985