Adolescentes en un hogar materno en Cuba Foto © ACN / Yaciel Peña de la Peña

"En Camagüey cada año cerca de 500 niñas menores de quince se embarazan"

Este artículo es de hace 1 año

Si bien la baja natalidad es asumida frecuentemente en la isla como un problema demográfico, igualmente preocupante resulta el embarazo en la niñez y la adolescencia, un fenómeno que alarma a no pocos especialistas cubanos.

Tal y como reconociera el periódico provincial Adelante, en su edición impresa del pasado 8 de junio, “abundan las niñas con ‘antojos’ nada infantiles”, no se trata de un número desestimable en absoluto, según las estadísticas manejadas por el semanario.

“Hoy la media indica que a los 12 años de edad la adolescente camagüeyana se ubica en riesgo reproductivo”, advirtió Adelante, para luego puntualizar: “En Camagüey cada año cerca de 500 niñas menores de 15 se embarazan”.

Esta situación se corresponde con los resultados de una investigación del Centro de Estudios Demográficos (Cedem) de la Universidad de La Habana, que evidenció en 2015 un ligero incremento de la fecundidad adolescente en el grupo etario comprendido entre los diez y los 14 años, de edad.

Hoy en Camagüey una de cada cinco captaciones de embarazos corresponde a adolescentes con edades comprendidas entre los 12 y los 19 años, mientras que la tasa de abortos se comporta muy similar. Ambos indicadores convierten al embarazo adolescente en un lógico inconveniente tanto para las familias como para los especialistas.

“Los embarazos precoces constituyen hoy un problema de salud. Emocionalmente, estas niñas enfrentan una situación que supera su edad, además de la inmadurez anatómica y sicológica propia de la etapa”, sostuvo Daymí Saavedra, ginecobstetra del hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña.

Sin embargo, tal y como reconoce el periódico agramontino las mayores complicaciones de un coito temprano son las vinculadas a las infecciones de transmisión sexual (ITS), algunas de las cuales comprometen el futuro reproductivo de la adolescente. A la vez que pueden desencadenar un cáncer cervicouterino, según las valoraciones ofrecidas por la también Máster en Atención Integral a la Mujer.

“No es ficción, según Saavedra Moredo, de 25 casos ginecológicos que atienden cada lunes, martes y miércoles, entre dos y tres adolescentes reciben tales evaluaciones”, precisó Adelante.

Hasta el cierre de abril se registraron en Camagüey 291 partos en jóvenes menores de 20 años, lo cual representa el 16,7 % del total, mientras que de 1 596 abortos inducidos, 435 fueron en adolescentes, lo cual equivale a casi el 30% de los realizados.

Tomado de Adelante / versión impresa

Hoy se producen 102 interrupciones por cada 100 partos. No es casual que la atención a la pareja infértil crezca, cuando tanto se recurre al aborto como método anticonceptivo, según valoraciones del doctor Sigfrido Valdés Dacal, director del hospital materno infantil Ana Betancourt.

De acuerdo con algunos autores publicados por la revista científica SciELO, el hijo de madre adolescente enferma tres veces más que los de aquellas en edades adecuadas durante el período de lactancia, recordó el periódico camagüeyano, a la vez que coincidió con varios especialistas consultados en que la familia de esos adolescentes son las responsables directas de un embarazo temprano.

Según estadísticas manejadas por el Anuario Estadístico de Salud de Cuba en 2018, los embarazos en menores de 20 años registraron el número más alto de los últimos seis años, y excede en un 15 % la fecundidad total del país.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.