Senador demócrata Patrick Leahy Foto © Flickr / U.S. Department of State

Unos 300 cubanos envían carta a senador Leahy para que promueva viajes entre Cuba y EE.UU.

Este artículo es de hace 1 año

Unos 300 cubanos enviaron una carta pública al senador demócrata estadounidense Patrick Leahy, instándole a que promueva una mayor libertad de viajes entre Cuba y los Estados Unidos, tras las recientes sanciones de la administración de Donald Trump.

Leahy, senador del estado de Vermont, ha defendido durante años la normalización de las relaciones entre ambos países. Luego de las últimas medidas de su gobierno, anunció su intención de pasar una ley al Congreso que proteja el derecho de los norteamericanos a viajar libremente a cualquier lugar.

Los firmantes de la misiva, “de todas las profesiones, niveles e ideologías, de fuera y dentro de Cuba”, entre los que se encuentran los reconocidos opositores cubanos Manuel Cuesta Morúa e Iván Hernández Carrillo, mostraron su apoyo a la iniciativa del político.

“Los derechos fundamentales de todos los ciudadanos, en cualquier parte del mundo, deben estar fuera del alcance de los gobiernos. No deben estar sujetos a la interpretación política de los elegidos precisamente para protegerlos”, dice el documento, del cual se envió una copia a la agencia AFP.

Pero los 287 suscriptores del mensaje aclaran una idea errónea del senador, quien el pasado 5 de junio escribió en su página de internet del Senado que el gobierno cubano, pese a sus políticas represivas, no les quita a sus ciudadanos el derecho de viajar.

Los suscriptores del texto denunciaron que desde 2014 se han documentado más de 300 casos de cubanos a quienes el régimen “de forma arbitraria les impide salir al exterior”.

Explicaron que las autoridades cubanas instauraron una nueva categoría discriminatoria: el Regulado, que afecta a los cubanos que vivan dentro o fuera de la Isla, y a los residentes en Estados Unidos, “a quienes se les niega su derecho a entrar al país por sus opiniones políticas”.

Por ello, pidieron al senador que en una próxima visita a la Isla suya o de miembros del Senado o de la Cámara de Representantes, intercambien “con cubanos que estén dentro de esta nueva categoría política ilegal. El testimonio vivo de los Regulados supera cualquier descripción teórica”. 

“Los estadounidenses y los cubanos podemos y debemos trabajar juntos para hacer progresar nuestras relaciones. Hacerlo solo entre gobiernos no ha resultado eficaz. Es importante hacerlo además con y entre ciudadanos”, cuestionaron.

“Para esto, el gobierno y el Congreso de los Estados Unidos deben mirar también al pueblo de Cuba, que evidentemente no es lo mismo que el gobierno de Cuba. Los cambios actuales en la política migratoria hacia nuestro país no favorecen ni al pueblo, incluido a miles de familias a ambos lados del Estrecho de la Florida, ni a ciudadanos cubanos pro activos en la lucha por la democracia”, añadieron.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985