Playa de Florida llena de sargazos Foto © Florida Atlantic University's Harbor Branch Oceanographic Institute

Miami-Dade le declara la guerra al alga sargazo en sus playas

Este artículo es de hace 1 año

Autoridades del condado de Miami-Dade desplegarán desde finales de esta semana excavadoras, cargadores frontales y camiones volquete para recoger la gran cantidad de sargazo acumulado en las playas.

Telemundo 51 indica que está previsto que el inicio de las labores de limpieza sea este viernes, en la calle 26 y 31, en Miami Beach.

Se estima que la extracción diaria de sargazo en las playas costaría alrededor de 45 millones de dólares al año, y requeriría 880 viajes en camión, según apunta el citado medio.

El sargazo no solo afecta la afluencia de turistas sino también todo el ecosistema marino, e incluso las barreras de coral.

El sargazo o macroalgas provienen de África occidental, y se propaga en las aguas cálidas, motivo por el cual los científicos consideran que el cambio climático empeora la situación.

La Universidad del Sur de Florida (USF) indicó que este año se prevé una invasión de esa alga, todavía peor que la vivida en 2018.

La citada universidad floridana detalló en un estudio el impacto que tendrá esa "invasión" en la Florida, tras divulgarse recientemente el hallazgo de la mayor floración de esas macroalgas en el mundo, con una longitud de hasta 8.850 kilómetros, gracias al análisis de imágenes de satélite de la NASA.

Aunque actualmente "no es una amenaza real para Estados Unidos, sí representa un problema para algunas playas en la costa este de Florida", ha explicado a la agencia Efe, Chuanmin Hu, uno de los autores del reporte.

En Florida, donde el turismo juega un papel importante en la economía, su aparición también se notó con gran fuerza a partir de 2011 y se ha ido incrementando, con excepción de 2013, hasta llegar a un récord en 2018, según el estudio.

Turistas y residentes se quejan del mal olor en las zonas donde se acumula esa alga y la apariencia amarillenta del agua en algunas playas turísticas, habitualmente cristalinas.

El estudio, liderado por el profesor Mengqiu Wang, detalla que aunque desde el siglo XV Cristóbal Colón reportó colchonetas flotantes de algas en el centro del Atlántico, lo alarmante a partir de 2011 es que han aumentado en "extensión y densidad".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 202-978-9778