Quejas de la población ante las regulaciones del gas licuado

La media, anunciada hace pocos días, pone en una difícil situación a la familia cubana

Cilindros de gas licuado en Cuba Foto © Granma

Este artículo es de hace 2 años

A partir de una regulación establecida a la venta de gas licuado, anunciada por las autoridades cubanas, ha crecido el descontento en la población y las opiniones negativas relacionadas con este tema.

La media, anunciada hace pocos días, pone en una difícil situación a la familia cubana que se ve limitada a comprar este combustible, indispensable para la cocción de alimentos.

Según un reporte de Radio TV Martí, que reúne criterios provenientes de diferentes sitios de la isla, en ciudades como Santa Clara las colas pueden hacerse desde la noche anterior por el temor de que se agote el combustible.

"El gas viene y se agota, y ese anuncio público no sabemos las consecuencias que puede traer" dijo un cuentapropista llamado Yoel Espinosa Medrano.

Por su parte en Camagüey, dicen algunos que las alternativas no son muchas. Así lo considera Leydis Tabares.

"La revolución energética acabó con todo lo que teníamos. No hay piezas en los poliservicios, todo el mundo tiene las ollas rotas, y entonces ¿con qué va a cocinar la población?", se pregunta.

En la zona occidental de Cuba el panorama no es muy diferente. En Güira de Melena, Artemisa, solo están ofreciendo un cilindro de 12,5 kg, cada seis meses, a aquellos que tienen contrato.

Así lo dijo el periodista Jorge Bello, quien explicó que "esto solo resuelve para un período de tres meses. Las personas que cocinan por gas licuado tienen que adquirirlo por bolsa negra, entre 10 y 12 CUC".

En La Habana, con dos millones de habitantes, la situación también se torna crítica, sobre todo en aquellos municipios de la periferia.

"Es una problemática bien grande que va a afectar a todo el país", subrayó el reportero Vladimir Turró desde La Lisa.

Según las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno cubano, un núcleo de cuatro personas tendrá que esperar 32 días para comprar una balita de 10 kg, por contrato, mientras que en el mercado liberado solo se podrá adquirir una cada dos meses.

Estas indicaciones de la empresa CUPET han sido divulgadas en medios locales de prensa y de ella se han hecho eco diferentes personas en las redes sociales.

La medida contradice otra que se tomó en 2017 de vender de manera liberada el gas licuado en la mayoría de los territorios.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba