Universidad de La Habana Foto © CiberCuba

Universidades cubanas reducen presencia de estudiantes en las aulas por la crisis energética

Este artículo es de hace 1 año

La enseñanza universitaria en Cuba también ha tenido que adaptarse a la nueva “situación coyuntural” que vive el país, causada por la severa crisis energética que repercute en todos los sectores.

Por ello, las  instituciones subordinadas al Ministerio de Educación Superior (MES) se han visto obligadas a reajustar los calendarios docentes y adoptar la modalidad de clases semipresenciales, como principales medidas tomadas para dar respuesta al mandato del gobierno.

Martha del Carmen Mesa Valenciano, viceministra primera del sector, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que ninguna universidad cerrará sus puertas, sino que cada una determinará las acciones a realizar de acuerdo a las necesidades y posibilidades de cada territorio, así como las características de los centros, su ubicación, el tipo de carrera y el curso en cuestión.

“El espíritu del MES ante la actual situación es diseñar iniciativas desde las instituciones, y los rectores tienen la total libertad para, con creatividad, incrementar las formas organizativas del proceso docente educativo”, subrayó.

No obstante, la funcionaria recalcó que hay medidas que deben acatarse de manera general, como la de reducir el carácter presencial del proceso educativo, priorizando el pregrado, y la de descentralizar la enseñanza a los municipios de residencia de los estudiantes siempre que se pueda.

Solo se garantizará la presencialidad en las sedes centrales en carreras, años y asignaturas con mayor dependencia de equipamiento.

“La idea es que, de forma concertada con las autoridades de los municipios, se creen las condiciones mínimas necesarias que permitan descentralizar parcial o totalmente las actividades docentes”, afirmó.

En las próximas dos semanas se adaptarán los horarios de clases para aprovechar al máximo la luz natural y usar solo de 8 a 10 horas diarias de energía eléctrica.

A partir de ahora los estudiantes tendrán que evacuar sus dudas en las llamadas clases-encuentro, o en el estudio individual a partir de guías metodológicas, en las prácticas laborales, en consultas y tutorías o por medio de trabajos investigativos.

Esta semana varios organismos y entidades anunciaron las medidas tomadas para tratar de garantizar sus servicios. Una de ellas fue la empresa de comunicaciones ETECSA, cuyas unidades comerciales adecuarán sus horarios de atención a los clientes de 9.30 am a 4.30 pm, evitando el horario pico.

También el Ministerio de Transporte anunció severas restricciones a los viajes de los ómnibus y trenes nacionales. Según la viceministra primera, Marta Oramas Rivero, se mantendrá un único tren diario desde la capital hacia los cuatro destinos en la región oriental. Mientras, el servicio de Ómnibus Nacionales será el más perjudicado “por su elevado consumo de combustible”, y solo tendrá una salida diaria desde La Habana hasta las cabeceras provinciales, y una desde y hacia Baracoa y Manzanillo.

El transporte dentro de las ciudades ya está en un punto crítico. Este jueves, en La Habana, se pudieron ver en las paradas de ómnibus a varios policías parando los automóviles estatales para montar en ellos a las personas que necesitaban trasladarse.

 

 

 

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985