Cola para comprar combustible en La Habana Foto © Reuters / Alexandre Meneghini

Cola de cuatro horas para comprar combustible en La Habana

Colas interminables para comprar combustible siguen repitiéndose en La Habana y el tiempo de espera puede alcanzar horas, según testimonios difundidos desde Cuba.

 En esta ocasión la escena fue captada por Sarah Marsh, corresponsal de Reuters en Cuba, quien publicó en su cuenta de Twitter dos fotografías en las que se puede ver una extensa fila de autos. 

Los vehículos se encontraban a la espera de poder acceder al Servicentro Riviera, situado en la Calle Paseo, esquina a Malecón. En este caso la periodista detalló que tuvieron que aguardar cuatro horas debido a la grave escasez de combustible que impera en la Isla.

Las estampas de filas de carros parqueados a orilla de la carretera han sido recurrentes en los últimos días. El martes decenas vehículos formaron una kilométrica cola en la gasolinera ubicada en 13 y 84, en el municipio Playa.

El pasado viernes 13 de septiembre también se alertó de una situación idéntica en este municipio, donde la cola para adquirir combustible llegaba desde la calle 20 hasta 33.

Estas escenas se producen a pesar de que el pasado 14 de septiembre llegó a Cuba un buque petrolero que aliviaría la actual crisis, aunque para el gobierno cubano se trate de una "situación coyuntural".

La crisis energética que sufre Cuba provocó, también, que el lunes se viera la céntrica confluencia del Parque Central y el Paseo del Prado vacía de autos.

Archivado en:

Jose Nacher

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Periodismo por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, España. Redactor en Siglo XXI, Agencia EFE, Las Provincias y El Mundo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.