Abiy Ahmed Ali, primer ministro de Etiopía y Premio Nobel de la Paz 2019. Foto © Facebook / Office of the Prime Minister-Ethiopia

Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía, es el Premio Nobel de la Paz 2019

Esta noticia es de hace 7 meses

El Comité Nobel noruego decidió este viernes otorgar el Premio Nobel de la Paz 2019 al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali. 

Según el comunicado de prensa, el premio le fue otorgado por "sus esfuerzos para lograr la paz y la cooperación internacional, y en particular por su iniciativa decisiva para resolver el conflicto fronterizo con la vecina Eritrea" y  para "reconocer a todos los interesados ​​que trabajan por la paz y la reconciliación en Etiopía y en las regiones de África oriental y nororiental".

Por primera vez el Premio Nobel de la Paz es para un etíope. El mandatario recibirá el galardón, valorado en 9 millones de coronas suecas (unos 900.000 dólares), el 10 de diciembre en Oslo, Noruega, detalla la agencia Reuters

En 2018 fue compartido entre el ginecólogo Denis Mukwege, quien atiende a víctimas de la violencia sexual en la República Democrática del Congo, y Nadia Murad, una activista de derechos humanos y sobreviviente de la esclavitud sexual del Estado Islámico en Irak. 

Este año se debatía la posibilidad de otorgar el Nobel de la Paz a la niña sueca Greta Thunberg por su campaña contra el cambio climático e incluso el presidente de Estados Unidos Donald Trump volvía a repetir entre los candidatos

La academia sueca, por su parte, ha decidido reconocer la labor por la paz de Abiy tras llegar a su cargo en abril de 2018. Desde entonces solicitó un encuentro con Isaias Afwerki, el presidente de Eritrea, para restablecer las relaciones entre ambos países que llevaban en conflicto desde 1993 por las fronteras no delimitadas. 

Etiopía y Eritrea fueron un solo país desde 1952 hasta 1993 bajo el nombre de Federación de Etiopía. Estas naciones llegaron a estar en guerra entre 1998 y 2000. Como resultado de esos dos años, unas 650.000 personas emigraron y murieron más de 120.000, además se estima que más de 3 millones de etíopes son desplazados en África por las disputas étnicas.  

El Premio Nobel de la Paz 2019 pretende reforzar el papel de mediador de Abiy Ahmed Ali en este conflicto que se solventó con un tratado de paz en julio y septiembre de 2018. "Una premisa importante para el avance fue la voluntad incondicional de Abiy Ahmed de aceptar el fallo de arbitraje de una comisión internacional de fronteras en 2002", apuntó.

Así mismo, impulsar a este primer ministro que ayudó a solventar otros problemas en África como el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Eritrea y Yibuti en septiembre de 2018, sus intentos para mediar entre Kenia y Somalia por un área marina en disputa e incluso en el conflicto interno en Sudán entre el régimen militar y la oposición, agregó el comunicado. 

Etiopía es un país ubicado en África Oriental, tiene límites geográficos con Eritrea, Yibuti, Sudán, Sudán del Sur, Kenia y Somalia, así como con el Mar Rojo. Su capital es Adís Abeba y tiene una población estimada de 98 millones de personas. 

En sus primeros 100 días en el Gobierno de Etiopía, el Comité del Nobel destaca que Abiy Ahmed Ali levantó el estado de emergencia del país, otorgó amnistía a miles de prisioneros políticos, descontinuó la censura de los medios, legalizó grupos de oposición prohibidos, destituyó a líderes militares y civiles sospechosos de corrupción, aumentó significativamente la influencia de mujeres en la vida política y comunitaria etíope, y se comprometió a fortalecer la democracia celebrando elecciones libres y justas. 

Sin embargo, desde Amnistía Internacional continúan solicitando que se respeten los derechos humanos en Etiopía. 

En septiembre de este año, este organismo solicitó la liberación del profesor universitario Firew Bekele y lo declaró preso de conciencia. Bekele fue acusado de escribir el libro "Yetetlefe Tigil” ("La lucha secuestrada", en español) donde se critica la gestión de Abiy Ahmed, aunque lo negó.

Amnistía Internacional señaló que "durante el último decenio, la Proclamación contra el Terrorismo se ha empleado constantemente para reprimir cualquier tipo de disidencia" en ese país.

Esta noticia es de hace 7 meses
Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Redactor en CiberCuba, antes en El País y Juventud Rebelde. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985