Producción de yogurt de soya en Cienfuegos Foto © 5 de septiembre

Decae producción de lácteos por "afectaciones tecnológicas" en Cienfuegos

Este artículo es de hace 1 año

Problemas en el sistema de refrigeración de la fábrica tras más de 40 años de explotación afectan los resultados generales de la Empresa de Productos Lácteos Escambray, de Cienfuegos, según informó el periódico local 5 de septiembre.

Las mayores afectaciones se presentan en la elaboración de productos de alta demanda como el yogurt de soya (o soyur).

“De 35 mil bolsas diarias, hoy solo hacemos alrededor de 15 mil, lo cual no permite que aseguremos la canasta básica a todos los niños del territorio, de entre siete y 13 años de edad”, dijo Annia Valladares Santana, directora de Producción y Venta.

“De los cuatro bancos de hielo existentes en la sala de máquina del queso —los que tributan a la pasteurizadora—, llegamos a trabajar con uno. Por tanto, es imposible alcanzar los altos niveles productivos de ambas plantas”, agregó.

Esta situación ha obligado a las autoridades provinciales a buscar alternativas que reduzcan molestias a la población. En este sentido acordaron distribuir leche fluida para los menores de siete a 13 años de edad, al tiempo que decidieron aplicar como opción la venta liberada de soyur en los mercados Ideal.

Las medidas se han puesto en vigor desde hace más de un mes y, según el citado medio, son motivo de preocupación para algunas familias, ya que algunos muchachos que se comprenden entre las edades señaladas son intolerantes a la leche, creándose por tanto el problema de encontrar un producto que la sustituya.

Águedo Madruga Torreira, subdirector del Grupo Empresarial de Comercio, dijo que la frecuencia con que se vende el soyur en la red minorista depende de qué posibilidades tenga la fábrica a la hora de abastecer.

Al no existir los picos productivos de etapas anteriores, la comercialización fluctúa en correspondencia con el grado de disponibilidad.

“Es difícil de comprender, pero debíamos tomar una decisión porque no alcanza para todos”, agregó Madruga Torreira.

La capital de Cienfuegos registra más de 10.000 niños que deben recibir el yogur de soya.

La mencionada fuente explicó que en 2017, unas 170.000 bolsas de soyur dejaron de producirse por roturas en la planta pasteurizadora. Asimismo a lo largo de este año se han reportado deficiencias, principalmente, por falta de refrigeración para el almacenamiento.

“La temperatura es uno de los parámetros de mayor incidencia en la calidad de los productos lácteos y estar por encima de los ocho o nueve grados puede provocar su deterioro. No sucede así con la leche, que al ser menos viscosa, necesita una menor cantidad de agua helada”, dijo Valladares Santana.

“No puedo afirmar que en cinco ni diez días nos reestableceremos; solo que sí sucederá”, añadió.

El año pasado la provincia de Granma incumplía igualmente la producción de yogurt de soya, atribuyendo la falta a la obligación de emprender labores con tecnología obsoleta.

A comienzos de 2019, Camagüey anunciaba la puesta en marcha del Miragurt, una especie de sucedáneo del soyur, elaborado a partir del aprovechamiento de los residuales de la leche.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985