El gobierno de Cuba pone precios especiales en CUP a combustible para taxis privados


Publicado el Viernes, 8 Noviembre, 2019 - 16:40 (GMT-4)


Una de las principales modificaciones a la Licencia de Operación de Transporte -dada a conocer en la Gaceta Oficial No. 85- ha sido la asignación de un “precio preferencial” en CUP para la venta de combustible a los taxistas privados que posean una licencia “regular”.

Lo anterior supone que los taxistas privados ya no tendrán que elegir entre ofrecer sus servicios en una ruta determinada o de manera libre, pues se unen las dos modalidades en un solo tipo de licencia, la “regular”, que dispondrá de precios preferenciales en la venta de combustible.

Precios preferenciales

A partir del cambio, los precios del combustible en pesos cubanos para los transportistas con la licencia de “taxi regular” quedan fijados en 8 pesos por litro de diésel regular y de gasolina motor, denominada b 83.

No ad for you

Por su parte, los usuarios que utilizan gasolina regular b 90, podrán comprarla a 10 pesos el litro, y la gasolina especial tipo b 94, a 15 pesos.

No obstante, la Gaceta avisa de la aplicación de un Impuesto Especial a Productos y Servicios a las nuevas condiciones de comercialización, que sumaría al precio citado el 90 %, en el caso de la gasolina, y el 88 %, en el del diésel. Sin embargo, en todo caso, el precio quedará por debajo del que tenía el litro antes de las modificaciones.

En declaraciones a CiberCuba, un transportista privado dijo que “estas regulaciones los cogieron por sorpresa”. Sabían que “el experimento con el transporte en La Habana no había funcionado y que iban a haber cambios", pero no esperaban "que fueran tantos”.

En su opinión, el gobierno cubano está intentando “atraer a los choferes privados, que al final de cuentas son los que están resolviendo el problema del transporte en Cuba". En este sentido, recuerda que "muchos habían dejado el negocio o estaban entregando o no renovando las licencias, por las medidas que les habían impuesto”.

En lo que respecta a los cambios de precio, señaló que “el diésel es el combustible más usado entre los transportistas privados", y en 100 litros con el nuevo precio ahorran "unos 1000 pesos cubanos o 40 CUC”.

“En el caso de la gasolina el ahorro será menor, pero igualmente saldrá más barata que como se compra ahora, que es en CUC”, añadió.

Sin embargo, a pesar de las ventajas, el chofer entrevistado se pregunta “si va a haber combustible suficiente para celebrar esos cambios”.

Consumo mínimo y máximo mensual

Otra medida es la relativa a un "consumo mínimo y máximo mensual" en función del tipo de vehículo, capacidad de transportación del medio y la actividad a realizar (de carga, de pasajeros o ambos).

“Las entidades que otorgan las licencias quedan responsabilizadas con el control mensual del combustible mínimo y máximo de cada transportista”, indicó Marta Oramas Rivero, viceministra primera del Transporte.

Tabla de consumo mínimo y máximo de combustible para los transportistas privados de carga o pasajeros (Fuente: Gaceta Oficial)

Otros cambios

—Se extiende a todo el país (tras la experiencia en la capital) la obligatoriedad del uso de tarjeta magnética para la compra del combustible por parte de los transportistas que brindan servicios de transportación de cargas y pasajeros.

—Las licencias con extensión nacional se aprueban a nivel de municipio, en correspondencia con las necesidades del territorio y las condiciones para su ejecución de forma ordenada.

—Las medidas ahora anunciadas no se aplican a los transportistas vinculados a la empresa TaxisCuba, quienes se rigen por normativas específicas, excepto lo relativo a la actualización de la licencia en caso de las llamadas "gazellas" y los triciclos, pues el "perfeccionamiento" de los principios que sustentan el modelo de gestión de esa empresa continúa "en estudio", según informó la viceministra.

Las nuevas disposiciones, que entrarán en vigor el 5 de enero, indican que los trabajadores por cuenta propia que tienen la Licencia de Operación del Transporte en las modalidades que ahora se unifican, podrán hacer el cambio sin costo adicional.

Los requisitos “indispensables” para la obtención o actualización de la licencia son: disponer de una cuenta bancaria fiscal para realizar las transacciones de cobros y pagos, y tener un contrato con financiera estatal Fincimex S.A. para la compra del combustible, utilizando una tarjeta magnética como medio de pago.

En el caso de las licencias de extensión nacional para la transportación de pasajeros en camiones, camionetas y ómnibus, se exige que los medios de transporte dispongan de ventanillas o climatización, asientos fijados al suelo, iluminación suficiente y un sistema de aviso entre el salón y la cabina del chofer.

Las personas naturales no tienen que ser necesariamente propietarios de un vehículo para solicitar la licencia. Se pueden brindar esos servicios utilizando un medio de transporte propiedad del cónyuge o de un familiar con el que se tenga hasta el segundo grado de consanguinidad (padres, hijos, hermanos, nietos, abuelos) o primer grado de afinidad (suegros, nueras y yernos). Quien solicite la licencia en esa situación, tiene que demostrar el grado de consanguinidad con el propietario y su autorización.

El fracaso del "experimento"

Eduardo Rodríguez, ministro de Transporte, declaró en abril de este año que el experimento que el gobierno cubano puso en práctica a partir de octubre de 2018 con el transporte en La Habana, que estableció una nueva clasificación del servicio de taxi en las modalidades de ruta, libre y de alto confort o clásico (esta última no beneficiada ahora en la rebaja de precios), no había obtenido los resultados esperados, razón por la cual concluyó que no era "posible avanzar con su generalización en el resto del país".

Entre los motivos, citó "la insatisfacción que ha generado, tanto a la población como a los transportistas privados, la separación de las licencias para los servicios que presta a la población en dos modalidades, libre y ruta".

A ello se suma que, cuando se anunció la supuesta implementación del "experimento" en el oriente del país, unos 70 transportistas privados de Santiago de Cuba advirtieron que si los obligaban a hacer rutas fijas, como se hizo en La Habana, “podrían decidir ir al paro”.

La viceministra primera dijo entonces que se trabajaba para hacer una propuesta que pudiera trasladarse también a las demás provincias.

Las nuevas regulaciones divulgadas este miércoles 6 de noviembre cambian el panorama para los transportistas privados que, no obstante, siguen preguntándose si habrá suficiente combustible como para sentirse muy optimistas ante la nueva normativa.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.