Donald Trump durante el mitin de campaña en Sunrise, Florida. Foto © Captura de video

Trump fustiga la "amenaza socialista" y promete mantenerse en la Casa Blanca

El presidente Donald Trump prometió este martes a sus seguidores en el estado de Florida que se mantendrá por un segundo período en la Casa Blanca, y aseveró que el socialismo no se instaurará jamás en Estados Unidos.

En un discurso de más de hora y media en el el BB&T Center de Sunrise, en el condado de Broward, Trump puso así en marcha su estrategia para conquistar el voto de la Florida, un estado que se perfila decisivo para su reelección en 2020.

"Aquellos que tratan de imponer los horrores del socialismo en nuestro país, lo digo aquí esta noche, Estados Unidos nunca será un país socialista, nunca", enfatizó en medió de vítores y agitaciones de pancartas de los asistentes.

Y tratándose de una visita al sur de la Florida, el presidente no olvidó combinar sus dardos contra la supuesta amenaza socialista que encara la nación americana con la referencia a las "brutales amenazas de socialismo y comunismo" en el continente, mencionando a Venezuela, Cuba y Nicaragua por ese orden.

"En el hemisferio occidental estamos confrontando las brutales amenazas de socialismo y comunismo. Estamos orgullosos de apoyar los valiosos pueblos de Venezuela, Cuba y Nicaragua en su justa lucha por la libertad", dijo el presidente casi al finalizar su discurso.

Fueron las únicas alusiones latinoamericanas en un discurso de campaña que se centró en defender sus logros de su administración, fustigar a los demócratas en su intento de someterlo a un juicio político y exaltar al estado de Florida, que vuelve a ser clave en las venideras elecciones presidenciales.

En lo que su campaña definió como un "mitin de regreso a casa" luego del traslado de su residencia oficial a Palm Beach, el presidente apostó por congregar a sus partidarios en del BB&T Center, sede del equipo de hockey de los Florida Panthers con capacidad para 20,000 personas.

El recinto estaba prácticamente lleno y Trump abrió su intervención recordándole a los presentes la importancia de registrarse para votar.

Mientras, fuera de la arena del BB&T Center, unos 200 manifestantes protestaron por la presencia del presidente con un un globo representando a "Baby Trump", y gritos de "Enciérrenlo".

Trump ganó la Florida en 2016 con solo el 49% de votos y perdió por amplio margen el condado de Broward, un bastión tradicionalmente demócrata del estado. Pero las cuentas de sus estrategas de campaña es que si logra aminorar la cantidad de voto demócrata en esta zona y captar votos independientes resultaría un avance decisivo.

"Dentro de menos de un año me uniré a los votantes de todo el Estado del Sol, mi hogar, mientras nos dirigimos a las urnas", dijo Trump a una entusiasta multitud.  "Juntos, recuperaremos la Cámara de Representantes,  retendremos el Senado y mantendremos esa hermosa, muy hermosa Casa Blanca".

Fue su primer evento de campaña en Florida desde que el pasado octubre cambió oficialmente su residencia de Trump Tower en Nueva York a su club Mar-a-Lago en Palm Beach.

Por lo que aprovechó también para pedir que subieran a la tribuna el gobernador de Florida, Ron DeSantis, la vicegobernadora cubanoamericana Jeannette Núnez, y parte del gabinete de la gobernatura estatal, a quienes dedicó elogios por la labor desarrollada.

Destacó que de los 6.7 millones de nuevos empleos que ha creado su administración, 600 mil se han generado en Florida.

Un segmento principal de su discurso estuvo dirigido a fustigar a los demócratas de   "tratar de destruir nuestra nación" con investigaciones  y "la trastornada narrativa del juicio político".

La investigación de la Cámara de Representantes para el proceso de "impeachment" completó ya su primera ronda de entrevistas públicas sobre los esfuerzos de Trump por presionar a Ucrania para que investigara a sus rivales políticos. Actualmente el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes está preparando un informe sobre sus conclusiones, mientras que el Comité Judicial aguarda aún para realizar sus propias audiencias.

Pero Trump ironizó sobre el proceso y expresó que los demócratas intentan acabar con él porque "saben que no pueden ganar las próximas elecciones".

"Quieren destituirme porque yo estoy luchando por ustedes. Porque estoy restaurando el poder del pueblo estadouniodense frente a la burocracia y la corrupción", afirmó.

El presidente manifestó que los votantes no están siendo persuadidos por las encuestas negativas sobre el juicio político y aseveró a la audiencia que "hemos ganado estas últimas dos semanas de manera sólida".

También retomó el tema de inmigración que ha sido foco de su presidencia.

"Como presidente no voy a permitir un sistema de inmigración que sea usado contra nosotros, no permitiré la corrección política que ponga a nuestras familias en peligro", dijo.

Y concluyó: "Lo mejor está todavía por venir".

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985