Escena de la balacera en Miramar, Florida Foto © CiberCuba

Dos días después de la balacera de Miramar, estas son las preguntas que deberá responder la policía

Sus principales críticos han bautizado el incidente como “La matanza de Miramar Parkway”, en referencia a la avenida donde concluyó la persecución de dos ladrones-secuestradores, y donde también tuvo lugar la lluvia de balas con que las autoridades pusieron fin a una huida de más de 30 millas.

Los dos sospechosos, Lamar Alexander y Ronnie Hill, habían atracado violentamente la joyería Regent Jewelers de Coral Gables y su desaforado escape llegó a su fin en una intersección bloqueada por decenas de vehículos civiles en el horario pico de las 5 de la tarde.

El número total de disparos aún no ha sido precisado por las autoridades, pero podría oscilar entre 100 y 200. Además de los dos malhechores, perdieron la vida el joven de 27 años Frank Ordóñez, tomado como rehén en su camión de UPS, y Richard Cutshway, de 70 años, un vecino del área que fue alcanzado por un balazo dentro de su vehículo.

Según informó el jefe de policía de Miami-Dade Juan Pérez, los cinco o seis agentes de Miramar y Pembroke Pines que abrieron fuego están bajo licencia administrativa, mientras avanza la investigación.

Sin embargo, a la espera de conclusiones finales un hecho es inobjetable: en esta ocasión el actuar policial está más en entredicho que nunca. Estas son algunas de las preguntas que se formula la ciudadanía que pudo seguir la tragedia en vivo desde sus televisores o teléfonos, y que tiene hasta el momento más indignación y dudas que respuestas:

1. ¿Por qué no detuvieron o aislaron antes el camión de UPS?

La velocidad de un vehículo de repartición postal como el camión secuestrado por los dos delincuentes, ni de lejos compite con los autos policiales. Desde Coral Gables hasta Miramar, donde todo terminó de la peor forma posible, hay unas 30 millas. En la autopista I-75 hay múltiples salidas y entradas por donde la policía tuvo tiempo de interceptar el camión y aislarlo antes de que accediera a zonas más concurridas.

El experto y ex miembro del equipo SWAT Nelson Quintana se ha preguntado desde el jueves por qué no emplearon una conocida “técnica de intervención en persecuciones”, que consiste en empujar por los costados al vehículo para que pierda el control y detenga su fuga.

2. ¿Por qué acercarse al vehículo detenido, a sabiendas de que tenían un rehén?

“Es un disparate inadmisible”, dijo a CiberCuba John Estenoz, ex agente del equipo SWAT y actual conferencista sobre temas de seguridad. “En el ABC de cualquier manejo de situaciones extremas donde se han tomado rehenes, dice que hay que mantener distancia de los criminales para no ponerlos nerviosos y en consecuencia no comprometer la vida del rehén. ¡Máxime, si además estaban todos rodeados de ciudadanos en sus autos!”, concluyó el experto.

3. ¿Dónde estaban los equipos SWAT?

En Estados Unidos hay una larga tradición de respeto por los equipos especiales SWAT, con amplio entrenamiento y técnicas especiales que en situaciones como estas marcan diferencias entre la vida y la muerte.

La ausencia de negociadores, por ejemplo, junto al irresponsable acercamiento al camión, pudieron ser factores que provocaran los disparos desde el vehículo, en caso de que, como argumentan las autoridades, les hubieran disparado primero.

4. ¿Desde cuándo los policías usan vehículos con personas dentro como escudos?

Entre tantas imágenes cuestionables, ver a agentes de policía utilizando los vehículos de personas atrapadas en el infierno de balas, como escudos o parapetos, ha indignado a muchos.

Policías supuestamente usaron vehículos ocupados como escudo

“Honestamente prefiero no comentar al respecto. Esas imágenes se me han quedado en la retina grabadas y no me dejan dormir”, nos dijo Estenoz.

En varios momentos, puede apreciarse cómo la policía se resguarda de las balas detrás de los autos que llevaban conductores en su interior, y que incluso buscaban escapar de aquel caos.

El senador estatal que representa a Coral Gables, el demócrata José Javier Rodríguez, ha dicho que esperará hasta el final de la investigación para pronunciarse, pero ha adelantado que le preocupa sobremanera esa evidencia de que múltiples agentes usaron vehículos ocupados como protección.

5. ¿En qué pensaban cuando dispararon tantas veces?

A la espera de cifras verificables, lo cierto es que el número de disparos proferidos por la policía fue extraordinariamente alto. En horario de pico de tránsito y rodeados de civiles.

Si la función primordial de las autoridades era proteger la vida del rehén y de los ciudadanos atrapados en Miramar Parkway, la orgía de balas desatada contra el vehículo UPS no apunta en esa dirección.

La opinión pública no ha dejado de insistir en que pocas víctimas mortales se cuentan hoy, con semejante barbarie de por medio.

Hasta el momento, se sabe que tanto Joe Merino, padrastro de Frank Ordóñez, como su hermana Genny Merino no creen que la muerte del joven fuera inevitable. Ambos están responsabilizando a las autoridades por no proteger ni a su ser querido ni al resto de la comunidad.

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985