Olaine Tejada y Yeliney Lescaille junto a sus hijos Foto © Radio TV Martí

Padres de dos niños judíos en Cuba podrían ir a prisión por denunciar acoso escolar

Los padres de dos niños camagüeyanos, practicantes del judaísmo, pueden enfrentar hasta un año de privación de libertad "por actos contra el desarrollo normal del menor", dictaminó la Fiscalía municipal de Nuevitas.

Olaine Tejada y Yeliney Lescaille, judíos Bnei Anusim, habían presentado una denuncia contra la Dirección Municipal de Educación ya que a sus hijo se les impide asistir a la escuela portando la kipá, una gorra ritual usada por los varones judíos.

El director municipal de Educación "ha cumplido con su deber revolucionario", fueron las palabras expresadas por las autoridades locales a los padres de los menores, tras ser citados esta semana y amenazados con ir a prisión si no acataban la indicación de quitarle el atuendo a sus hijos, en una evidente violación de la libertad religiosa.

El niño no se va a quitar la kipá en ningún momento, declaró Olaine Tejeda a Radio TV Martí, asegurando estar dispuesto a que se lo lleven preso por tal decisión.

Este viernes contrataron los servicios de un abogado para apelar la decisión porque, según el activista Ricardo Fernández Izaguirre, se hace un mal uso de la Resolución Ministerial 357 del 2015 sobre el uniforme escolar. 

Recordó el también defensor de las libertades religiosas en Cuba que en un primer momento la Fiscalía le había dado la razón a los padres de los menores, pero que todo parece indicar que el director municipal de Educación "trató de echar para atrás" lo que se había expresado.

Es algo completamente ilegal que no dejen entrar a los niños a la escuela por el uso de la kipá, aseguró a Radio TV Martí Fernández Izaguirre, convencido de que esto es una clara demostración de la falta de libertad religiosa en Cuba, incumpliendo incluso lo establecido en la Constitución. Según se recoge en la Carta Magna, “el estado reconoce, respeta y garantiza la libertad religiosa“, y “a nadie se le debe discriminar, entre otras cosas, por sus creencias religiosas”.

Un caso similar es el de los religiosos Ramón Rigal y Ayda Expósito,en Guantánamo, quienes decidieron que sus hijos no fueran a la escuela pública cubana y en cambio recibieran educación en sus casas. Por tal motivo fueron acusados por la Fiscalía a condenas que alcanzan hasta los dos años de privación de libertad.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.