Miguel Díaz-Canel, ante la Asamblea Nacional. Foto © Twitter / @PresidenciaCuba

Díaz-Canel dice que 2019 fue "duro y desafiante" en Cuba, pero culpa a EEUU

El gobernante Miguel Díaz-Canel reconoció este sábado que las sanciones económicas de Estados Unidos afectaron a la economía de Cuba, pero solo para justificar los pocos cambios registrados en la isla y la escasez creciente de alimentos, medicamentos, combustibles y otros productos que padecen los ciudadanos.

Ante la Asamblea Nacional, Díaz-Canel dijo que 2019 fue un año "duro y desafiante", pero que su gobierno lo logró "superar" con "la creatividad" de cada cubano. En su discurso recurrió a frases de sus predecesores Fidel y Raúl Castro, así como a la estrategia de hablar largo y tendido de lo que pasa fuera de Cuba: el embargo y las sanciones de Estados Unidos, el supuesto fracaso del neoliberalismo en Chile y el apoyo a los gobiernos afines de Venezuela, Nicaragua y al expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Mientras defendió a los manifestantes en Chile contra el gobierno de Sebastián Piñera, el gobernante enfatizó "con absoluta claridad que Cuba adoptará todas las medidas que resulten necesarias para frenar los propósitos intervencionistas de los Estados Unidos, proteger la tranquilidad y el bienestar de la población, salvaguardar la unidad nacional y defender, al precio que sea necesario, la soberanía y la independencia del país". Hace apenas un mes acusaron al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) de ser pagado por EEUU para negar el hecho de la detención arbitraria de un ciudadano, al que se le impidió un justo proceso legal.  

Para Díaz-Canel el crecimiento económico de Cuba de apenas 0,5% se mueve dentro de lo proyectado para la región por la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) e incluso el previsto 1% para 2020. Además, reiteró que las autoridades no recurrirán a "las cómodas recetas neoliberales" que, según él, crean brechas entre ricos y pobres.

Los altos dirigentes cubanos continúan negando que en la isla existen diferencias sociales, pese a que sus familiares se mueven con un tren de vida muy diferente al día a día del resto de la población. Este sábado se sumó a esa lista el hijo del nuevo primer ministro Manuel Marrero. Manuel Alejandro Marrero Medina muestra en redes sociales su vuelo en uno de los tres jets privados del régimen cubano, sus lujos en hoteles y otros lugares exclusivos de Cuba.

A tono con su lema "Somos continuidad", Díaz-Canel repasó con el carácter triunfalista habitual de las autoridades cubanas el año que concluye: desde el tornado que azotó La Habana en enero, el plan de vivienda que llegó a las 43.700, la caída del turismo que no mencionó, el aumento salarial, las inversiones en la deteriorada transportación de la isla, el aumento de líneas telefónicas del monopolio estatal de las comunicaciones ETECSA, la Zona Especial de Desarrollo del Mariel que continúa sin despegar del todo y la recién aprobada nueva constitución. 

Mención aparte hizo a su empeño de ocultar la crisis energética con "la coyuntura" en septiembre. "Incluso, los que empleamos la palabra inicialmente para espantar los sustos provocados por el rumor malintencionado de que volverían los momentos más difíciles del Período Especial, aliviamos las angustias por las paradas llenas, las gasolineras apagadas o con largas colas, las producciones detenidas y todos los problemas asociados, riéndonos cuando no quedaba otra salida", señaló. 

Al final de su discurso adelantó que están trabajando en la unificación monetaria en una fase avanzada, pero no dio fecha exacta al igual que hizo el ministro de economía en una reciente entrevista. También que legislarán sobre la violencia de género, el racismo, el maltrato animal y la diversidad sexual después de que fuera tema de preocupación para varios cubanos. 

Sobre ese tema expresó que "no es fragmentando la sociedad, acusando al otro, buscando lo que nos divide, como llegaremos a solucionar nuestras deudas con lo más justo para todos: ¡Unidos hemos vencido!  ¡Unidos venceremos!". Una frase por la que titularon todos los medios oficiales, pese a que durante 2019 quedó en evidencia un aumento de la represión contra las personas no afines al régimen y las constantes violaciones de derechos humanos en Cuba

Brevemente, Díaz-Canel hizo autocrítica al paternalismo del Gobierno de Cuba como "otro de esos vicios que debilita la velocidad y profundidad" de los supuestos avances. Entre esos vicios enumeró la irresponsabilidad de los ciudadanos y los responsables ante problemas como la basura o ante obras recién inaguradas, los sobornos y el "victimismo" de los que son sancionados después de incumplir sus funciones.  

Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Internacional de Andalucía.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985