Cena de Nochebuena, La Habana Foto © CiberCuba Cocina

Cena de Nochebuena en Cuba, la mesa medio vacía

Las tradiciones gastronómicas definen parte de la identidad de los pueblos. A los cubanos poco nos queda de las costumbres culinarias de nuestros abuelos porque la crisis económica de los últimos 60 años nos ha empujado a olvidar sabores y prácticas socioculturales en este ámbito.

Sin embargo, hay una fiesta que continúa reuniendo a la familia cubana alrededor de la mesa cada año, a pesar de todas las crisis, las discrepancias políticas y la diversidad de credos: la cena de Nochebuena.

En Nochebuena se celebra la llegada de Cristo

Durante seis décadas de Revolución, muchas familias seguidoras de los principios fidelistas se hicieron los de la vista gorda para hacer perdurar la tradición y poder reunir a padres, hermanos, sobrinos, hijos y nietos, olvidando al menos por un rato las divergencias.

Cena familiar en Santa Clara / CiberCuba Cocina

Sirvió el silenciado pretexto de la llegada de Cristo para unir lo que dividió la política y la economía mal gestionada; para salvar por una noche la unidad y la armonía de la familia cubana.

Cena con langosta y frituras de maíz, Cienfuegos / CiberCuba Cocina

A muchos nos toca vivirlo desde otras tierras y gastarnos más dinero llamando por teléfono que en comida, pero sabemos que unas palabras le servirán de aliento a la abuela. Los “malnacidos por error en Cuba” tenemos corazón y además de añorar, también sustentamos las risas y el brindis de Nochebuena.

Un salario no paga una cena

Quien asume la cena de Nochebuena, en Cuba, sabe que tendrá un reto para el que debe prepararse con antelación. Las familias grandes, por lo general, acuerdan dividir los gastos tal como ocurre en otros lugares del mundo.

Cena con carne de cerdo, chicharritas, arroz, frijoles, ensalada y cerveza, en La Habana / CiberCuba Cocina

Muchos cubanos desde el exterior contribuirán a que sus familiares en la Isla puedan disfrutar en Nochebuena de los alimentos básicos para el festejo, un trozo de carne y unas cervezas. De otra manera, es casi imposible por los precios que alcanza todo en Cuba en estas fechas.

Cena con ajíes asados, enchilado de camarones y bistec encebollado, Vedado, La Habana / CiberCuba Cocina

Recuerdo aquella frase… “no saques la cuenta, compra el vino, los camarones, el turrón y ni lo pienses”. Se iban los ahorros de varios meses en una cena. Y es que no es noche de hacer cuentas. Es tiempo de sacar el mantel de la abuela, desempolvar las copas y lavar bien la vajilla vieja.

Cena con fricasé de pollo, boniatos fritos, congrí y yuca, en Villa Clara / CiberCuba Cocina

Entraba en mi cocina y pensaba: “que se abra la yuca, que se ilumine el horno otra vez y que la carne huela”. Nos reuníamos tantas personas a comer que no cabíamos en la mesa. Hoy estamos todos en países diferentes, y en casa solo sobran las sillas.

Cena de Nochebuena con comidas del mundo, Cienfuegos 2016 / CiberCuba Cocina

Nunca ha sido el 24 de diciembre el día de hacer cuentas. Toca construir un recuerdo en nuestros hijos, la memoria de esa noche, buena, en que todos nos sentamos a la mesa y compartimos con alegría lo que había.

Donde sea que estés saca tus copas, el mejor mantel y desempolva la vajilla. Que brillen las luces, es tiempo de paz, mañana es Nochebuena.

Archivado en:

Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.