Periódicos oficialistas en las calles de Cuba Foto © CiberCuba

La mayoría de los cubanos todavía usan periódicos como papel sanitario

Desde hace meses el papel higiénico escasea en los puntos de venta de la provincia de Villa Clara, lo que ha generado que muchas familias que ya habían reincorporado el empleo de ese producto a sus hábitos higiénicos hayan debido recurrir nuevamente a las hojas de periódicos y revistas para cubrir sus necesidades.

No es primera vez que desaparece el papel sanitario de las tiendas del país, pero los villaclareños no recuerdan una ausencia tan continuada como la de los últimos meses.

Papel sanitario con un periódico de fondo / CiberCuba

“Desde septiembre no sacan”, asegura Mileydis, quien, debido a la habitual inestabilidad de los suministros, se define a sí misma como una “acaparadora crónica de papel sanitario”.

“Yo soy de las que compro varios paquetes, y si después no sacan más, no importa, estoy tranquila, porque tengo una reservita en la casa y entonces puedo aguantar. Pero esta vez se les fue la mano, ya son varios meses sin vender”, argumenta la joven, quien aclara que no se trata de costos o posibilidades económicas: “No haces nada con tener dinero, porque no hay de ninguna marca, ni a precios más altos como otras veces”.

Rollo de papel sanitario / CiberCuba

Sin embargo, algunos villaclareños como Humberto se contentan con la escasez. A sus 63 años, vive de vender periódicos. Sentado en el portal de la terminal de ómnibus de Santa Clara, dice que no se habría enterado de que estaba en falta el papel sanitario si no fuera porque ahora le compran más.

“Lo que se ha puesto más malo de comprar en los estanquillos. Tienes que madrugar y hacer la cola varias veces, porque solo te venden cinco periódicos por persona, y somos muchos los viejos que nos dedicamos a esto para poder echar pa'lante”, explica.

Humberto nunca pregona. Los periódicos de la jornada los deja abiertos sobre el piso mugriento de la estación, y los de días anteriores los hace rollos para venderlos de 5 en 5.

Condiciones insalubres de un baño con papel de periódicos en el suelo / CiberCuba

“La mayoría de la gente no te compra periódicos para leerlos, sino para el baño”, asegura este santaclareño que no recuerda la última vez que utilizó papel higiénico. A fuerza de no usarlo asegura que ya ni siquiera le gusta. “Es muy blandito. A la mayoría de la gente le gusta más el periódico por eso”, concluyó.

Sin embargo, no se trata de insanas predilecciones. No todos los cubanos pueden destinar 50 pesos promedio (2 CUC) para comprar un paquete de papel sanitario en las tiendas recaudadoras de divisas. El salario mínimo mensual en Cuba, que fue aumentado en agosto pasado a 400 pesos (16 CUC), equivale a 8 paquetes. Mientras que los trabajadores del sector presupuestado con un ingreso promedio de 1065 pesos solo podrían adquirir 21 paquetes de papel higiénico si emplearan su salario íntegro para ello. En cambio, Humberto vende a 1 peso cada periódico desde su portal.

Fue durante los años 90, con el inicio del llamado Período Especial, cuando los cubanos echaron mano a las revistas y periódicos, a falta de los rollos sanitarios que, como tantas otras cosas, llegaban por la canalita desde la URSS.

Lugar de fabricación del papel sanitario / CiberCuba

Si bien en la última década se ha incrementado la venta y el consiguiente empleo de papel higiénico en los servicios sanitarios de las viviendas de la isla, sería inexacto considerar que la mayoría de los cubanos tienen acceso a ese producto.

Ello se debe esencialmente a dos factores: como dijimos, los prohibitivos precios que todavía tiene el papel higiénico para el bolsillo de los cubanos y, por otro lado, las irregularidades en las ofertas.

Las cifras son reveladoras, mientras que en 2014 la prensa oficial situaba en 13 millones de rollos la demanda nacional, lo cual equivalía a un consumo per cápita de 1,1 rollo al año, en 2018 la demanda del país se estimó en 96 millones de rollos de papel higiénico, para un consumo de 8,5 rollos por cada cubano al año (menos de un rollo al mes).

Eso, sin tomarse en cuenta los volúmenes destinados a sectores como el turismo, con una alta demanda, a partir de los millones de extranjeros que visitan los hoteles y hostales del país, y que, por lo tanto, disminuirían considerablemente los estimados de consumo anual de cada cubano.

Por otra parte, la única productora del país, la fábrica matancera de productos sanitarios, Prosa, nunca ha llegado a cubrir la demanda interna. A pesar de una reciente reconversión tecnológica, y de sus conservadores planes, en 2019 dejó de producir más de 20 millones de rollos, según publicó recientemente el oficialista Granma.

Tal y como reconoció al diario rojinegro Manuel González, al frente de la fábrica matancera, el 2019 año pintaba como el más próspero para la industria, sin embargo, los niveles productivos se fueron al piso. El culpable fue el mismo de siempre: El bloqueo.

“Las graves consecuencias del recrudecimiento del bloqueo le dio un vuelco a todo. En mayo empezó a fallar el suministro de la materia prima nacional y luego llegaron los problemas energéticos que impactaron el propio proceso productivo, así como a la transportación de la materia prima y del producto terminado”, explicó González.

Anteriormente los desbalances entre demanda y producción nacional se trataban de paliar con el papel importado de naciones como Viet Nam, Bolivia y Nicaragua, sin embargo, la actual crisis financiera que atraviesa el régimen ha limitado las importaciones tanto de ese como de otros productos.

Hace poco más de una semana los principales dirigentes políticos de Villa Clara cortaron la cinta inaugural del mercado Minimax Caribe Sandino, en homenaje al 61 aniversario del triunfo de la revolución. El nuevo establecimiento abrió sus puertas con varios de los productos deficitarios del momento, entre ellos el papel sanitario, pero según la información ofrecida por una de sus trabajadoras “fue tan poco lo que sacaron, que se acabó el mismo día”.

“¿A quién le va a gustar usar un periódico?, eso es antihigiénico, pero a veces no tienes más alternativas”, concluyó la dependienta.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985