Imagen de una tienda en Santiago de Cuba Foto © CiberCuba

Pánico en Santiago de Cuba por racionamiento del gas licuado

Casi 100 hornillas eléctricas dobles, a un precio cercano a los 32 CUC, se vendieron en menos de 48 horas en la tienda Mueblerías, ubicada en la céntrica calle Enramadas, en Santiago de Cuba, como consecuencia del pánico que desató en la población el anuncio de las medidas de racionamiento del gas licuado.

“Esto ha sido una locura, entre ayer y hoy hemos vendido casi 100 hornillas doble marca RCA, no he tenido tiempo de sentarme casi ni a almorzar. La gente tiene mucho miedo de no tener con que cocinar si empieza a fallar el gas licuado”, asegura una de las dependientas del establecimiento perteneciente a la corporación CIMEX.

“Ahora mismo sólo quedan tres, la de exhibición y dos en los estantes. Hasta el anuncio de las medidas relacionadas con el gas licuado, las hornillas estaban por montón y nadie les hacía caso”, añade.

Foto: CiberCuba

En toda la calle Enramadas, la arteria más comercial de la ciudad por la gran cantidad de tiendas que alberga, sólo en dos, hasta el día de hoy, había en existencia hornillas eléctricas de una y dos resistencias, para un total de cinco equipos.

“Los precios no son asequibles porque todos los días uno no se puede gastar 32 CUC o 23 CUC, que es el precio de los equipos de dos y una resistencia, pero peor es no tener con qué cocinar si el gas es evidente que no alcanzará. Uno no se puede dar estos lujos todos los días, menos de corre corre, pero hay que hacerlo, nos obligan a eso”, asegura una señora que llevaba debajo de su brazo uno de estos electrodomésticos.

Otra dependienta, de una tienda cercana, asegura que desde que empezaron a hablar del tema del gas licuado y que comenzará a faltar, llegan hasta el departamento de electrodomésticos de la tienda “El Trópico” personas bastante desesperadas: “están buscando lo que sea que les permita depender menos del gas. El problema es que, ahora mismo en nuestra tienda, tenemos ollas reinas que son muy buenas para cocinar, pero cuestan más de 90 CUC. La gente sale muy enfadada de aquí pues están como locas y no hay muchas opciones”.

Una de las pocas alternativas que ahora mismo ofrecen las tiendas recaudadoras de divisas son unas pequeñas ollas arroceras a un precio bastante económico.

“Pero están buenas para quienes viven solos o no más de dos personas, pues tiene poca capacidad”, comenta un santiaguero.

“Es significativo que ahora mismo hay en las tiendas hasta cinco o seis modelos diferentes de cocinas a gas, es casi una burla que las vendan ahora que dicen que fallará el gas licuado. Hornillas eléctricas se están vendiendo como pan caliente, y me pregunto ¿dónde están las de inducción? No nos sentimos protegidos, al contrario, sentimos que andamos a nuestra suerte”, añade.

Mientras las personas desandan de un lado para el otro buscando equipos electrodomésticos que les permitan mitigar la evidente crisis que se avecina con la escasez del gas licuado, muchos desempolvan los viejos anafres para cocinar con carbón.

“En mi casa nunca me deshice de la cocina de luz brillante pero eso ya ni lo venden. Vivo en un apartamento así que no puedo cocinar con leña o carbón, y sólo tengo la cocina eléctrica que dieron hace algunos años y se rompe a cada rato la resistencia. Hay personas que no estamos preparados para lo que se avecina”, explica otro conciudadano.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.