Heidy Villuendas en el Parlamento Europeo Foto © Prensa Latina

Diplomática cubana asegura en el Parlamento Europeo que en Cuba no hay detenciones arbitrarias

La diplomática cubana Heidy Villuendas, cuyo padre es un dirigente comunista, aseguró este martes ante el Parlamento Europeo que el régimen en la isla no comete detenciones arbitrarias.

Villuendas argumentó que los arrestos se practican “conforme al procedimiento penal” y respetando “las amplias garantías del debido proceso que se reconocen en nuestro ordenamiento jurídico”.

Tales declaraciones levantaron rápidamente criterios en redes sociales sobre los atropellos que las autoridades cubanas suelen llevar a cabo impunemente, como la reciente "regulación" del activista Lidier Hernández.

La joven se desempeña como funcionaria de la sede consular de La Habana en Bélgica. Su padre es Enrique Villuendas, funcionario del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Enrique Villuendas actúa como uno de los observadores del ejercicio de la prensa en el país, responsable, entre otras funciones, de garantizar la censura en los medios oficialistas.

Ahora, su hija es quien dirige los ataques contra la imagen de los activistas opositores cubanos.

“No es nuevo que se quieran presentar a delincuentes comunes con una amplia trayectoria delictiva y conducta violenta como defensores de derechos humanos”, dijo apelando a un argumento bastante trillado.

“Ni es nuevo que el gobierno de EE.UU. utilice personas con estas características para promover acciones subversivas en Cuba”, amplió.

Según la joven diplomática, el Parlamento Europeo debía escuchar más voces y “tener en cuenta otras opiniones de la sociedad civil cubana real” que, a su juicio, es aquella que vive en la isla y “trabaja todos los días por construir una sociedad mejor”.

De igual modo, juzgó que no debían ser invitados a espacios de diálogo personas que, aunque contaran con un premio Sájarov (refiriéndose al caso del opositor Guillermo Fariñas sin mencionarlo), no tenían ningún “respaldo popular”.

Sin embargo, la joven Villuendas no menciona que, durante años, el régimen ha hecho todo a su alcance para que la oposición cubana sea silenciada, además de reprimir a sus líderes y representarlos -tal cual ella misma hizo antes- como delincuentes comunes y “mercenarios” pagados por Washington.

Villuendas sostuvo que, quienes discrepaban con el régimen, favorecían el embargo y las sanciones de Estados Unidos e impedían el “desarrollo” del país. También afirmó que los opositores contribuían a violar los derechos humanos en Cuba.

Por otro lado, defendió que el régimen había afianzado un paradigma en cuanto a la emancipación y los logros de la mujer en la sociedad, algo muy distinto, según la hija del funcionario comunista, de la realidad antes del triunfo de la revolución.

A inicios de febrero, representantes del gobierno cubano protagonizaron un penoso espectáculo ante el Parlamento Europeo, cuando armaron un escándalo mayúsculo por la presencia de José Ramón Bauzá, eurodiputado del partido español Ciudadanos, Anders L. Pettersson, director ejecutivo de Civil Rights Defenders, y la activista cubana Rosa María Payá, durante un encuentro que se sostuvo allí. 

Más tarde, el gobernante Miguel Díaz-Canel aprobó el vulgar comportamiento como si se hubiese tratado de un acto de valentía, mientras que otros tantos cubanos lo calificaban como una nueva muestra de "diplochusmería".

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985