Edificios destruidos de antiguas becas en el campo Foto © Facebook del artista

Cineasta cubano Lilo Vilaplana sobre las becas en el campo: "Fueron para adoctrinar y quebrarles la moral a los jóvenes"

Este artículo es de hace 1 año

El cineasta cubano Lilo Vilaplana utilizó sus redes sociales para repudiar las conocidas escuelas internas secundarias y preuniversitarias en el campo, popularmente conocidas como las becas.

"Estas escuelas fueron el instrumento para separar a los hijos de las familias, adoctrinarlos, quebrarles la moral, para poder manipularlos y alejar a los adolescentes de los valores familiares", escribió el realizador.

"Maldito castrismo", remató, y compartió imágenes de dos becas en ruinas.

A su opinión se sumaron cientos de internautas cubanos que, o bien vivieron la experiencia en carne propia o a través de alguien cercano.

"Yo estuve 3 años en una ESBEC. Eran campos de trabajo. Nosotros pagamos nuestros estudios", "Campistas de concentración, lejos de la familia en una etapa adolescente y rebelde para poder dominar después con sus macabras ideas. Gracias a Dios no estuve ahí", "Pensar que en ese tiempo nos tenían más secuestrados aún y no nos dábamos cuenta", "Tres años estuve y era un campo de concentración, nos obligaban a trabajar 4 horas y 4 horas estudiando, terminábamos reventados", fueron algunos de los comentarios.

Las becas en el campo no solo implicaron la separación de niños y adolescentes de sus familias y la lejanía del hogar, sino también el trabajo forzado en la agricultura, la mala alimentación durante la etapa del crecimiento, la inseguridad y las malas condiciones de vida.

Esta modalidad de estudio y trabajo comenzó en la década de los 70 y se mantuvo hasta hace algunos años. Actualmente, la mayoría de estos edificios ha cambiado su función social, mientras que otros se encuentran abandonados y en ruinas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba