Farmacia de Las Tunas Foto © Periódico 26

Colas de hasta 5 horas en farmacias de Las Tunas para comprar medicamentos

El desabastecimiento de medicamentos en la red de farmacias y hospitales estatales de Cuba afecta especialmente a la población de Las Tunas, que debe hacer colas de hasta cinco horas para adquirir un fármaco. 

Aunque Periódico 26 señala que la crisis se debe al embargo estadounidense y a la falta de liquidez de la economía que impide comprar materias primas para elaborar medicamentos, los habitantes de esa provincia del oriente cubano aseguran que la prolongada espera en una farmacia va más allá de una crisis coyuntural y es, desde hace muchos años, "el Niágara en bicicleta". 

En enero, por ejemplo, "hubo colas que duraron toda la noche a fin de no perder el turno", subraya el rotativo.

Raysa Pérez, especialista comercial de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, explicó que la indolencia, las ilegalidades y las indisciplinas sociales complejizan el panorama, ya de por sí marcado por las limitaciones

A eso se suma que cuando entra un producto, el personal puede tardar hasta 72 horas contando los frascos y los blísteres que se pondrán a disposición del público.

La escasez afecta también a los boticarios, quienes no tienen almuerzo y ante tantos clientes reclamando atención a veces no pueden ni tomar un poco de agua o salir a comer algo, afirmó.

En los últimos dos años, Cuba ha sufrido el desabastecimiento de una serie de medicamentos de alta demanda ocasionado principalmente por impagos a proveedores extranjeros, pero también por la venta ilegal y otras prácticas fraudulentas en el acceso a los fármacos.

En 2019 se mantuvieron en falta en Cuba un promedio de 47 fármacos, aunque hubo periodos en que esa cifra llegó a los 85, una terrible situación que ha continuado durante los dos primeros meses de 2020, informaron las autoridades del sector.

Eduardo Martínez Díaz, presidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial (OSDE), explicó durante el balance del año anterior que la empresa Biocubafarma, responsable del 77 por ciento de los medicinas que van a las farmacias, suministró al Sistema Nacional de Salud 357 fármacos, que representan el 57 por ciento del cuadro básico del país.

De acuerdo con el periódico 26, esta crisis beneficia al mercado negro en la ciudad, que vende medicamentos de alta demanda como el diazepam y el clordiazepóxido a 200.00 pesos, provenientes del mercado farmacéutico ilegal o del extranjero.

La crisis en esa oriental provincia de Cuba abarca muchos más ámbitos de la vida social. La víspera, el mismo diario anunció que la escasez de carne de cerdo sería contrarrestada con la venta de croquetas y proteína vegetal. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985