Herine Baron, enfermera con coronavirus en Miami-Dade Foto © Instagram / Herine Baron

Enfermera en Miami-Dade y su hijo de 7 meses dan positivo al coronavirus

Una enfermera que trabaja en la sala de emergencias del Jackson North Medical Center en el condado Miami-Dade y su bebé de 7 meses dieron positivos a las pruebas de coronavirus, informó la prensa local.

La mujer, de nombre Herine Baron, dijo que contrajo el virus en el trabajo y que su bebé comenzó con fiebre baja el día 22 de marzo en horas de la noche por lo que el padre recomendó que le realizaran el test, detalló a NBC.

De acuerdo con la enfermera, hasta el momento el niño no ha presentado ningún otro síntoma y se encuentra junto con su padre en casa de la abuela materna mientras ella se recupera de la enfermedad. 

Baron salió del hospital el pasado 23 de marzo y fue trasladada a su casa, donde se recupera en aislamiento. Desde allí, publica videos en YouTube sobre su progreso y la experiencia con el COVID-19.

El día que salió del hospital dijo sentirse emocionada por volver a casa. Asimismo, comentó que el doctor que los atiende afirmó que los niños suelen recuperarse más fácilmente del virus.

Los casos de COVID-19 en Florida se elevaron este miércoles a 1.682, un aumento de más de 200 casos con respecto al total del lunes. El Departamento de Salud confirmó que las muertes asociadas al COVID-19 también subieron a 22.

El condado de Miami-Dade es el más afectado por la pandemia en el estado, con 367 casos confirmados. 

De acuerdo con el Departamento de Salud, en el estado hay un niño de menos de 1 año y una niña de 2 años infectados, y aunque no dio pormenores de los infantes, es posible que el pequeño de menos de 1 año se trate del hijo de la enfermera Herine Baron.

Si bien la contención de la enfermedad ha requerido medidas drásticas por parte de las autoridades, muchos estadounidenses comienzan a sentir los efectos del COVID-19 sobre sus economías.

Este miércoles trascendió que hasta 46 millones de personas en Estados Unidos podrían quedar sin empleo en el corto plazo por los cierres de empresas de servicios, especialmente en las esferas que atienden el turismo, subrayó el presidente de la Reserva Federal de St, James Bullard.

"Son personas que están en algún tipo de ocupación en que tienen interacción con el público y eso es exactamente lo que nuestras autoridades de salud dicen que no se supone que ocurra", dijo Bullard en la última de una serie de entrevistas con medios.

El funcionario explicó que el golpe a la economía puede ser de corto plazo si los líderes políticos actúan de forma inmediata para implementar programas de apoyo a los ingresos.

Al respecto, el martes el gobernador Ron DeSantis pidió al presidente Donald Trump que declare a Florida "área de desastre", por el "efecto drástico" del coronavirus en la economía y los proveedores médicos del estado.

El político envió una carta al presidente donde explica que los hospitales y socorristas de Florida enfrentan desafíos a los que no están acostumbrados, y las pérdidas económicas son cuantiosas a causa del cierre de la actividad turística.

En la misiva, DeSantis subraya que una declaración de "desastre mayor" beneficiaría al estado con ciertos programas de asistencia al desempleado, apoyo a la comunidad en estado de crisis, préstamos y programas de alimentación nutricional para la comunidad como resultado del COVID-19.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.