Protesta en Centro Habana Foto © Adrian Perez Diaz/Facebook

Cubanos protestan y tiran piedras en una cola en Centro Habana en medio de la crisis por coronavirus

Una gran protesta tuvo lugar hoy a las afueras de un establecimiento comercial en Centro Habana, a pesar de la crisis por coronavirus que requiere que las personas se mantengan completamente aisladas.

El suceso tuvo lugar en la tienda La Borla, situada en la calle Galiano cerca de su intersección con Reina, donde decenas de cubanos protestaron en una cola para comprar pollo.

Según el cubano Adrián Pérez Díaz, quien compartió imágenes de la protesta en redes sociales, la policía comenzó a rociar spray en el lugar mientras muchos lanzaban piedras y gritaban.

"El hambre y la desesperación se apodera del pueblo cubano", dijo Díaz.

"El régimen no puede exigir aislamiento cuando no garantiza la alimentación, los productos de aseo personal, ni salario", señaló. "Con represiones no controla el hambre".

En las imágenes se ve la aglomeración de personas, mientras llegan las patrullas policiales a controlar la situación.

A pesar de que el gobierno de la isla prohibiera las concentraciones de personas en aras de frenar la expansión del coronavirus, es imposible para un cubano sobrevivir en su casa debido a la escasez de todo tipo que padece la población.

El gobernante Miguel Díaz-Canel pidió que se eviten las aglomeraciones, que se eliminen las actividades sociales y familiares, además de no salir de casa y ordenar las colas en el mercado "para que no haya menos de un metro de distancia entre personas".

"No pueden pasar cosas como las que sucedieron el fin de semana. Había gente en la calle de forma masiva, algunos hasta bailando. Había colas masivas sin guardar la distancia, había ventas masivas de cosas. Hay que ver todo lo que se puede vender con regulación de las colas. También hubo templos religiosos con mucha gente", dijo.

Con el fin de controlar las colas, Cuba redobló la presencia policial en los establecimientos.

“Le informamos a la población que es una medida normal, dirigida a preservar también la vida de las personas”, sostuvo el primer ministro cubano Manuel Marrero, quien añadió que la presencia policial se hará notar, además, en centros comerciales y establecimientos que se consideren pertinentes.

No obstante, las colas se siguen dando a lo largo y ancho del país, principalmente para comprar pollo, uno de los alimentos que más escasea y que es esencial en la dieta del cubano.

Este jueves, se reportó que la policía había estado controlando las largas colas para comprar pollo en el municipio 10 de Octubre, de La Habana, y que detuvo a un ciudadano por la venta ilícita de papas.

En esta misma jornada, el gobierno cubano informó de 10 nuevos casos de coronavirus en el país, lo que eleva la cifra total a 67. También confirmó el fallecimiento de un paciente ruso de 45 años a causa del COVID-19, siendo esta la segunda muerte en Cuba después del deceso de un ciudadano italiano.

Asimismo, se encuentran ingresados en centros de aislamiento 1 603 pacientes, de ellos 148 extranjeros y 1 455 cubanos. Otras 36 056 personas permanecen en sus hogares bajo la vigilancia del programa de Atención Primaria de Salud.

Videos sobre el coronavirus en Cuba


Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985