El presidente Donald Trump aplaza la reapertura de la vida económica en EE.UU. Foto © Creative Commons

Trump extiende cuarentena en Estados Unidos hasta el 30 de abril ante avance del coronavirus

El presidente Donald Trump anunció la extensión del aislamiento voluntario de la población de Estados Unidos hasta el 30 de abril por el coronavirus, descartando la posibilidad de reabrir la economía del país en una fecha próxima.

La decisión presidencial se produce en momentos en que se han disparado las cifras de casos positivos y muertes en el país, con pronósticos de que la curva de evolución de la enfermedad alcance el pico de crecimiento en unas dos semanas.

"Hemos tomado la decisión de extender hasta el 30 de abril la recomendación de aislamiento voluntario", dijo Trump durante la sesión informativa  de este domingo en la Casa Blanca. "Tendremos un anuncio específico de las guías de procedimiento para el martes [31 de marzo]".

Estados Unidos concluye su segunda semana de aislamiento por recomendación del gobierno federal, cuyo plazo estaba fijado para el lunes 30 de marzo.

Trump había anunciado planes de reabrir la economía estadounidense y retornar a la normalidad en el país en vísperas de las celebraciones de la Pascua estival (Eastern), el 12 de abril, pero este domingo dio marcha atrás a esa posibilidad, que había generado opiniones contrapuestas entre funcionarios gubernamentales y especialistas médicos.

Interrogado sobre la postergación de la reapertura de la actividad económica, el presidente estadounidense dijo que sus planes fueron solo "una aspiración".

"No podemos hacer esa decisión por el momento, porque para la Pascua, en dos semanas, tendremos un pico de casos positivos", dijo. 

El período inicial de distanciamiento social de 15 días que estableció el gobierno federal no ha conseguido mitigar la expansión del coronavirus. Al final de este domingo, Estados Unidos registraba más de 137 000 casos y 2 400 muertes, con una situación particularmente alarmante en el estado de Nueva York, donde los casos ascendieron a más de 59 000 y se reportan ya 960 fallecimientos. 

Las normativas en vigor recomiendan eliminar reuniones en grupos superiores a las 10 personas, piden quedarse en sus casas a personas mayores de edad o con padecimientos de salud, y sugieren implementar el trabajo desde el hogar en todos los casos que sea posible.

Trump pretendía flexibilizar las pautas de confinamiento al menos en las zonas del país menos afectadas por la pandemia, pero numerosos estados y gobiernos locales han ordenado controles estrictos sobre la movilidad y las reuniones de sus residentes al tiempo que se expande la pandemia en sus territorios. Incluso el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ha emitido advertencias de restricción de viajes para varios estados, incluyendo Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Pero ahora la meta para retornar a la funcionalidad económica se prorroga hasta junio, según los cálculos del presidente.

"Podemos esperar que para el 1 de junio, estaremos bien encaminados hacia la recuperación para esa fecha. Muchas cosas grandiosas estarán ocurriendo para el 1 de junio", manifestó. "Quiero que nuestra vida vuelva a la normalidad".

Sin embargo, el panorama no parece estimulante siquiera para el plazo de junio. El domingo, el doctor Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno e integrante del grupo especial de la Casa Blanca para el coronavirus, consideró que si Estados Unidos no logra mitigar la crisis, las muertes podrían oscilar entre 100.000 y 200.000 en el país. 

Fauci habló el domingo en la reunión con la prensa para explicar su estimado. "No quiere decir que van a ocurrir, sino que vamos a tener millones de casos y enfrentaremos esa probabilidad", argumentó.

"Si Estados Unidos puede mantener las cifras de muerte por debajo de los 100 000 habremos hecho un buen trabajo", apuntó el presidente.

Durante la pandemia por la gripe asiática de 1957, Estados Unidos tuvo 116 000 fallecimientos.

Trump también anunció que los laboratorios Abbott, una institución líder en la fabricación de dispositivos médicos, diagnósticos y medicamentos, comenzará a producir diariamente unas 50 000 pruebas de diagnóstico para aplicarlas de manera masiva a la población de Estados Unidos.

"Es fantástico, podremos hacer pruebas a la mayor cantidad de personas", manifestó. "Esto pone a Estados Unidos en una capacidad como ningún otro país en el mundo".

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985