Crucero Zaandam Foto © Flickr/Prayitno

Trump dice que Estados Unidos tiene que ayudar a cruceros con casos de coronavirus que van rumbo a Florida

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos tiene que ayudar a los dos cruceros afectados por coronavirus que se acercan a las costas de Florida, y subrayó que más personas podrían morir a bordo si los barcos se quedan varados en el mar.

En conferencia de prensa en la Casa Blanca este miércoles, Trump indicó que en el caso de los ciudadanos británicos y canadienses -que son mayoría en los buques- serían evacuados de forma inmediata después de abandonar las embarcaciones.

“Nos llevamos a los canadienses y se los damos a las autoridades canadienses. Los traerán de vuelta a casa. Lo mismo con el Reino Unido. Pero tenemos que ayudar a la gente. Están en grandes problemas sin importar de dónde son. Sucede que somos estadounidenses, en su mayoría estadounidenses, pero si lo fueran o no, se están muriendo, por lo que tenemos que hacer algo y el gobernador también lo sabe", dijo Trump en referencia a Ron DeSantis, que se ha mostrado más reacio al desembarque.

“Apreciamos el apoyo del presidente Trump para resolver la difícil situación humanitaria de nuestros huéspedes: 311 de los cuales son ciudadanos estadounidenses y 52 de los cuales son residentes de Florida. También hay cuatro niños menores de 12 años a bordo”, indicó en un comunicado la compañía Holland America Line, que opera el Zaandam y el Rotterdam, los dos buques que esperan permiso para ingresar al puerto de Fort Lauderdale.

Hasta el momento cuatro personas murieron y docenas están enfermas con síntomas parecidos a la gripe en ambos barcos.

El Zaandam ha estado varado en el mar desde hace más de dos semanas, después de que varios países latinoamericanos se negaran a dejar atracar el crucero.

Este jueves se espera que los funcionarios de Florida y las agencias federales decidan si ambos barcos pueden ingresar a las aguas norteamericanas, y proceder a desembarcar en Port Everglades, desde donde cientos de pasajeros serán evacuados a sus lugares de residencia.

Está previsto que los operadores de cruceros faciliten los vuelos a casa para todos los pasajeros internacionales -entre ellos europeos, australianos y de otras nacionalidades- como parte de los requisitos para ingresar al puerto.

Holland America Line dijo que los huéspedes que cumplan con las pautas de salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) serán transportados a casa inmediatamente una vez en tierra, principalmente en vuelos chárter. 

Alrededor de 10 pasajeros requerirán cuidados críticos inmediatos una vez en la costa, y otros 45, con enfermedades leves, deberán permanecer a bordo con la tripulación hasta que se hayan recuperado.

“Holland America Line pide compasión y razón en la revisión y aprobación de nuestro plan de desembarco por parte de los funcionarios de Florida y estamos agradecidos por aquellos que han apoyado nuestros esfuerzos”, subraya el comunicado difundido el miércoles.

Desde el 22 de marzo, 97 cruceristas (83 en el Zaandam / 14 en el Rotterdam) y 136 tripulantes en el Zaandam (0 en Rotterdam) han presentado con síntomas similares a la gripe”, según ha detallado la compañía.

En total, hay 808 pasajeros y 583 tripulantes en el Rotterdam, y en el Zaandam hay 442 pasajeros y 603 tripulantes.

Holland America Line ha suspendido sus operaciones de cruceros globales durante 30 días, y espera finalizar sus cruceros actuales en progreso lo más rápido posible. 

Previamente, la Guardia Costera de los Estados Unidos había ordenado permanecer en la costa a los cruceros. Un comunicado publicado el 29 de marzo indicaba que los cruceros debían permanecer en el mar "por un período de tiempo indefinido", y que el personal médico en las embarcaciones debía incrementarse para tratar a las personas con síntomas de COVID-19.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, señaló el martes que Florida no podía recibir a los afectados por coronavirus del Zaandam. "Simplemente dejar a las personas en el lugar donde tenemos el mayor número de casos en este momento no tiene mucho sentido", afirmó. 

La intervención del presidente Trump y el compromiso de la compañía de cruceros ha dado un vuelco a la situación.

El alcalde de Fort Lauderdale, Dean Trantalis, quien también se opuso inicialmente al atraque, dijo que tuvo una reunión telefónica con el presidente de Holland America, Orlando Ashford. 

Trantalis había temido que las personas del barco se sumarían a la carga que su ciudad ya enfrenta por el coronavirus, pero ahora ha dicho que está satisfecho con el nuevo plan de la compañía para desembarcar personas del barco de manera segura.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985