Daniel Ortega y Rosario Murillo Foto © Twitter

Estadísticas cubanas de coronavirus desmienten a Daniel Ortega

El discurso oficial del gobierno de Nicaragua con respecto al coronavirus contradice las estadísticas cubanas, denunciaron esta semana diversos medios de prensa.

Esta semana el Ministerio de Salud Pública de Cuba informó que una ciudadana cubana que arribó a la isla procedente de Nicaragua había dado positivo al virus, lo cual refuta los informes oficiales de su estrecho aliado político sobre el COVID-19.

En el parte oficial sobre el coronavirus correspondiente al 7 de abril, el MINSAP indica que se realizaron 1,187 pruebas de coronavirus, resultando positivas 61. Entre estas últimas se incluye la realizada a una ciudadana cubana, de 58 años, que arribó a La Habana procedente de Managua.

Es la tercera infección detectada en la Isla vinculada con Nicaragua, pese a que las autoridades de este país afirman que no existe transmisión comunitaria.

El primer caso en Cuba procedente de Nicaragua se registró el pasado 28 de marzo en una mujer de 54 años que estuvo en el país centroamericano hasta el 16 de marzo, dos días antes de que el Gobierno de Ortega confirmara el primer caso. El segundo caso fue anunciado el 3 de abril y el tercero este miércoles 8 de abril.

La ministra de Salud nicaragüense, Martha Reyes, aseguró a un canal local que “podría haber una confusión en la información brindada por Cuba”.

Hasta el momento Nicaragua ha indicado que no existe ningún tipo de contagio local y sostiene que los siete casos reportados son “importados”.

“No puedo decir que se hayan equivocado (las autoridades cubanas), pero en el caso nuestro estamos seguros que la vigilancia encontró y pudo establecer a través de la oportunidad del diagnóstico que tiene nuestro país con personas capacitadas en México”, dijo Reyes sobre el primer caso positivo.

“Imagino que ellos están revisando porque en el caso nuestro la información que se tenía es que ella partió el 16 (de marzo) y el primer caso que nosotros tenemos reportado fue el 18 (de marzo)”, afirmó la funcionaria.

En entrevista con la Voz de las Américas (VOA, por sus siglas en inglés), el epidemiólogo Leonel Argüello, fundador del Ministerio de Salud de Nicaragua, aseguró que en el caso de las primeras dos personas no se puede precisar si adquirieron el COVID-19 en Cuba o en Nicaragua porque estaban en período de incubación.

“A efectos epidemiológicos y prácticos, prefiero pensar que lo adquirió en Nicaragua para tomar las medidas de prevención desde ya”, afirmó el experto.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha señalado que el gobierno nicaragüense realiza un manejo “inadecuado” del control de los casos y de las acciones preventivas ante la pandemia.

A contracorriente de todas las recomendaciones epidemiológicas, en Nicaragua hay concentraciones masivas, actividades por Semana Santa, fronteras abiertas, escuelas funcionando y falta de datos certeros sobre tests y contagios, además de otras "excentricidades" que lo convierten en un peligro continental.

Recientemente, opositores al Gobierno del presidente Ortega, que dudan de las cifras oficiales sobre los casos de coronavirus en el país, han puesto humor y sarcasmo a esos números, reportó la agencia EFE.

"Exigimos a las autoridades cubanas que dejen de mentir: paren ya su campaña de odio. ¡Basta ya! En Nicaragua todo está normal, no hay casos comunitarios de COVID-19, si sólo tenemos 6 casos, es imposible hayamos exportado 3. Insensatos e ignorantes", ironizó en un tuit un ciudadano nicaragüense.

Por su parte, el abogado y escritor nicaragüense León Núñez se preguntó con sorna: "Ese Gobierno cubano, ¿qué gana con mentir? Calumniando a Nicaragua de que llegaron a Cuba de Managua tres infectados con el coronavirus".

"¿Acaso no saben que estamos protegidos de esa pandemia por el comandante Daniel (Ortega) y la compañera Rosario (Murillo, esposa del mandatario y vicepresidenta), como lo dijo el diputado Carlos Emilio López?", satirizó Núñez, autor de los libros El síndrome del figureo y Figuras, figurantes, figurones y figurines.

"Estoy casi seguro que los cubanos nos quieren desestabilizar motivados por la envidia, porque aquí tenemos un mejor sistema de salud que el ya famoso sistema cubano. Aquí el COVID-19 no pudo ni podrá", ironizó otro usuario nicaragüense en un tuit, en alusión a una frase del Gobierno contra los opositores locales.

"¿Alguien pensó que sería Cuba quien pondría al descubierto las mentiras del régimen de Nicaragua? Yo no", escribió otro usuario.

Este domingo se cumplen 32 días desde que Ortega apareció por última vez el 12 de marzo pasado en una videoconferencia con otros presidentes centroamericanos que discutieron estrategias para enfrentar el coronavirus. En una intervención de un minuto y once segundos, el presidente nicaragüense se limitó a decir que estaba de acuerdo con el documento común presentado. Desde entonces no se ha sabido más de él, lo cual ha dado lugar a numerosas  especulaciones.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985