Diario británico The Guardian dedica reportaje a la pasión por los Ladas en Cuba

El Lada terminó convirtiéndose en el carro de la familia cubana, señala el artículo.

Auto Lada en una calle de La Habana Foto © CiberCuba

Este artículo es de hace 1 año

El periódico británico The Guardian dedicó un reportaje a la predilección que sienten los cubanos por los automóviles rusos Lada, los cuales circulan en todo el país aliviando un poco la terrible crisis del transporte público en la isla.

“Llévame a tu Lada: la pasión de Cuba por una pequeña caja rusa” fue el titular que el periodista y escritor Ruaridh Nicoll le imprimió a su artículo, tras constatar de primera mano la predilección de los conductores de Cuba por estos vehículos.

Luego de varios viajes a La Habana, Nicoll ya tiene un chofer con el que suele trasladarse. Se trata del propietario de un viejo y destartalado Lada, cuyas con ventanas perdieron las manijas para abrirlas y cerrarlas, y en el que su asiento trasero “contiene un resorte suelto como un proctólogo desagradable”, según describe.

Sin embargo –relata Nicoll–, el dueño del viejo automóvil lo considera como un “miembro de Ladaocracia, la aristocracia revolucionaria cubana del Lada”.

The Guardian recuerda que el primer Lada se construyó hace 50 años en la ciudad rusa de Toliatti, mediante la cooperación entre el desaparecido estado soviético y la compañía italiana Fiat, con el objetivo de fabricar carros pequeños dotados de una fortaleza, ideales para el agreste paisaje ruso.

“Más importante aún, el auto, renombrado para el mundo como Lada, fue fácil de mantener. El ‘clásico’ Lada se convirtió en uno de los vehículos más fabricados de la historia, con alrededor de 18 millones construidos”, recalca el reportero en su artículo.

Los Lada empezaron a llegar por miles a Cuba en los años 70 procedentes de Moscú, rememoró Hendy Cobas, del Club Amigos del Motor de Cuba, una asociación que cuenta con 1.000 miembros.

En su opinión, una de sus principales ventajas es la maniobrabilidad de sus piezas y componentes, que van muy a tono con la inventiva del cubano medio, capaz de sortear cualquier dificultad o carencia con su iniciativa.

“Casi cualquier cubano puede cambiar las bujías, y la mayoría puede cambiar las pastillas de freno y las bombas de combustible. ‘Los Ladas son miembros de la familia’. Es una frase que todos usan aquí”, expresó.

Por su parte, Willy Hierro Allen, editor jefe de la revista Excelencias del Motor, recordó cuando en 1978 un alto funcionario le anunció que le habían asignado un carro. Han pasado más de 40 años y todavía lo conserva.

“Aquí, somos responsables de cuidar nuestros autos. Cuando envejeces, tu hijo llega diciendo: ‘Papá, déjame arreglar el auto’. Entonces tu hijo también tiene un hijo y con el tiempo él es el encargado del automóvil. Así es como el Lada terminó convirtiéndose en el carro de la familia cubana”, subrayó.

Según The Guardian, los últimos Lada clásicos arribaron a Cuba en 1988. En los años 90 muchos países europeos arreciaron la protección medioambiental contra la emisión de carbono, y el viejo e indestructible vehículo ruso dejó de circular. En Cuba no sucedió así y muchos de aquellos viejos autos hoy continúan moviéndose por sus calles y carreteras gracias al ingenio y el tesón de choferes y mecánicos.

Hay otra razón fundamental para ello: la escasez de otros automóviles.

Precisa la publicación que actualmente circulan en la isla unos 250.000 Lada; algunos modelos se venden a 18.000 pesos convertibles cubanos (CUC), aunque los más buenos cuestan el doble.

En los últimos años el gobierno retomó su importación, lo cual ha venido a reforzar la pasión de los cubanos por esta marca de coche. Desde 2107 empezaron a llegar a Cuba los nuevos Lada Vesta, tras un acuerdo suscrito entre la empresa productora rusa AvtoVAZ y la isla.

Los nuevos modelos, que fueron destinados al servicio de taxis en el sector del turismo, son tan diferentes a sus “abuelos” que algunos no logran identificarlos. Sin embargo, en opinión de quienes los manejan tienen lo más importante: ruedan bien.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba