Cola en Cuba Foto © CiberCuba

Médicos cubanos reclaman prioridad para comprar alimentos durante la crisis del coronavirus

Un médico cubano denunció que este jueves, cuando salió de la guardia y acudió a una tienda cercana a su casa, las personas que estaban esperando su turno le dijeron, a él y a una colega suya, que para poder comprar los alimentos tenían que hacer la misma cola que los demás.

Según mostró el doctor Raúl Ernesto Rivero Medina en su muro de Facebook, eso fue lo que le sucedió en la tienda situada en 7ma A y 84, en el municipio Playa, La Habana.

Con dolor e indignación, el galeno criticó el argumento que le dio la población: que no hay orientación de que los profesionales de la salud entren primero o hagan una cola independiente.

“Y lo que nos dicen es que aunque trabajemos de lunes a lunes, desde las 8 am hasta las 4 pm, tenemos que marcar”, afirmó.

“¿Dónde está la ayuda de este sistema a quienes no tenemos descanso y vigilamos por la salud de los demás?. El maltrato mantenido y la mentira son insoportables. El presidente de este país y la TVC dicen una cosa y las entidades hacen otra. ¿Hasta cuándo es esto?. Que alguien me diga cómo compro comida y demás necesidades básicas para sobrevivir, cuando tengo un horario de trabajo que lo hace inaccesible”, cuestionó.

“La indolencia burocrática de este país es desconcertante. Pero en la mesa redonda tenemos tiempo para hablar de los problemas ajenos mientras los nuestros los seguimos barriendo bajo el tapete, mostrando una falsa imagen internacional (que es lo que importa nada más). Pero nada, tranquilos, que todo es culpa del embargo americano”, concluyó.

La publicación recibió varios comentarios de otros médicos que le mostraron su solidaridad. Uno de ellos, nombrado Ernesto León, refirió lo que le sucedió a él un establecimiento de la cadena Agua y Jabón, donde tampoco lo dejaron pasar.

“Me dijeron ‘que solo si trabajaba en el coronavirus’. Y así, he escuchado otras historias dónde a los médicos no les fue permitido, por lo general por causa de una negativa de la población, de entrar primeros a las tiendas. En fin. El mundo sigue siendo el mundo (más real que nunca)”, acotó.

Como respuesta, Rivero Medina dijo con ironía: “Pero luego todos a aplaudir a las 9 pm y después quieren que uno les tire un cabo. Por eso de ahora en adelante, todo el mundo por la canal conmigo”, aseguró.

Por su parte, Elena Rossana González Yara, al parecer también doctora, señaló: “El problema es que las personas piensan que el COVID solo se trata en el IPK. Que el resto estamos inflando. Pero bueno, qué se va hacer”, lamentó.

Este no es el primer caso de ese tipo que ocurre en Cuba durante la crisis del coronavirus. Recientemente una ginecóloga de Pinar del Río denunció a CiberCuba la falta de solidaridad que sufrió su esposo, cirujano general, cuando intentó comprar comida para su hija de dos años.

En su opinión, el egoísmo que ella y su pareja han sufrido por parte de muchos cubanos contrasta con los aplausos diarios desde los balcones.

Según reveló en exclusiva para CiberCuba, él hizo una cola para comprar pollo, pero este se acabó antes de que le tocara su turno. Cuando volvieron a sacar, ambos estaban trabajando. Al salir del hospital, su esposo regresó y preguntó si podían dejarlo pasar, pero la gente se negó. Finalmente, un agente de policía llamó a la Dirección Provincial de Salud, y desde allí le ratificaron que los trabajadores sanitarios no tenían prioridad para comprar.

“… toda la gente comenzó a aplaudir como si fueran las 9 pm, que es cuando todos ellos salen a sus balcones a aplaudir a los médicos que están combatiendo la COVID-19. Pues esta vez fueron aplausos y burlas hacia nosotros”, detalló la especialista.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.