Imagen de la cola Foto © CiberCuba

Cola de tres horas en tienda del Vedado, uno de los barrios más afectados por el coronavirus en La Habana

Decenas de personas hicieron cola en la tienda de Línea y L en el capitalino Vedado este lunes para comprar una botella de aceite y un paquete de chícharos por persona, en medio de la crisis por el coronavirus en el país.

De acuerdo a una fuente que habló en condición de anonimato también se estaban comercializando dos paquetes de picadillo pequeños por persona en ese establecimiento, cada uno por un valor de 1.05 CUC.

“Tres horas de cola para que cuando llegues a la tienda te digan que se acabó el picadillo o el pollo”, lamentó el habanero.

También había personas sentadas en los bancos del parque que da al frente de la tienda, cruzando la calle Línea, esperando su turno luego de haber marcado en la cola, y con las altas temperaturas que ya por estos días se experimentan en la Isla.

La cadena estatal Tiendas Caribe impuso esta semana una serie de regulaciones para supuestamente facilitar la compra de productos de primera necesidad, y evitar las aglomeraciones que ponen en riesgo la medida de distanciamiento social que busca frenar la propagación de la COVID-19. No obstante, la escasez de productos hace que los cubanos continúen incupliendo las normas.

Las grandes tiendas como 5ta y 42, Carlos III, La Copa han sido cerradas, solo han dejado abiertas las pequeñas donde el suministro de mercancía que llega dura muy poco tiempo.

El centro comercial de Carlos III y el Mercado de Cuatro Caminos habilitaron unas tiendas en línea para vender productos como mayonesa, perro caliente y aceite, sin embargo una vez que las personas hacen el encargo vía online, además de racionarles los productos, se tardan en entregarlos entre siete y diez días hábiles.

Otro cubano que tampoco quiso revelar su identidad dijo que “las cosas están peor que en los años ‘90”, y que no se puede acceder a los sitios de compras online antes mencionados porque la web informa que está en mantenimiento.

La población cubana sigue exponiéndose al contagio por llevar un plato de comida a la mesa, sin que el Gobierno de la Isla tome medidas efectivas para hacer llegar alimentos a los ciudadanos sin que estos pongan en riesgo su salud en el contexto de una pandemia.

Cuba registra hasta el momento 1.235 casos confirmados de la enfremdad y 43 fallecimientos. Más de 300 personas se han recuperado y recibido el alta médica.

La Habana es el epicentro del virus en la Isla y el Vedado uno de sus barrios más afectados. Desde la pasada semana el Gobierno lo declaró en aislamiento por la aparición de varios casos de coronavirus, anteriormente ya estaba en cuarentena El Carmelo, peretenciente a ese mismo consejo popular.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985