Hospital en Cuba. (imagen de referencia) Foto © ACN

Seis nuevas muertes por coronavirus en Cuba, el total de fallecidos asciende a 49

La autoridades sanitarias de Cuba comunicaron este viernes el fallecimiento de seis personas por la enfermedad causada por el coronavirus, la cifra más alta dada en un mismo día, aunque uno de los casos murió el 16 de abril, pero las pruebas posteriores comprobaron que tenía la COVID-19.

Todos los fallecidos son cubanos y tenían padecimientos previos que empeoraron los síntomas de esta enfermedad que continúa sin cura, apunta el parte del Ministerio de Salud Pública (MINSAP). En Cuba hay 1.285 casos confirmados de coronavirus y 416 superaron la COVID-19

El fallecido a mediados de abril tenía 35 años y vivía en Cienfuegos. El hombre murió por un cuadro de agobio respiratorio y presentaba cáncer, carcinoma epidermoide de laringe de 3 años de evolución, en etapa terminal con traqueotomía y gastrostomía para su alimentación".

En un principio su familia se negó a hacer la necropsia, pero se realizó la prueba de la COVID-19 al cadáver por los síntomas respiratorios. Resultó positivo. "El hombre estaba ingresado por falta de aire y mantuvo régimen hospitalario de cuidados paliativos ante el temor familiar de regreso al domicilio" hasta su muerte en la mañana del 16 de abril.

Una cubana de 67 años falleció a los 20 días de ser diagnosticada con la COVID-19 y cuando llevaba 12 en terapia intensiva, donde "presentó un cuadro de hipotensión arterial, frialdad y palidez, se le realiza electrocardiograma, diagnosticándose Infarto del Miocardio en cara postero inferior, con el diagnóstico de choque mixto, Bronconeumonía viral e infarto del miocardio postero inferior", detalla el MINSAP. 

Esta mujer padecía de asma bronquial, por lo que ingresó por presentar disnea, tos, expectoración escasa y fiebre en sala de sospechosos para lo que conllevó tratamiento con kaletra cloroquina y ceftriaxona. Su traslado a terapia intensiva fue por empeoramiento y manifestaciones de insuficiencia respiratoria. Entonces la asistieron con ventilación mecánica y necesitó mantenerse con apoyo de aminas vasoactivas por inestabilidad hemodinámica. "Por evidencias de sobreinfección bacteriana se modifica la terapéutica de antibióticos cambiándose a meronem y linezolid", apunta el ministerio.

Una anciana de 80 años, que vivía en Plaza de la Revolución, La Habana murió por sangramiento digestivo alto. La mujer tenía hipertensión arterial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, comunicación interventricular y osteoartrosis.

Esta mujer ingresó por disnea, fiebre y toma del estado general, con evolución caracterizada por la persistencia de la sintomatología y los resultados de los complementarios se precisó leucocitosis y anemia moderada. Pasó a terapia intensiva por empeoramiento de la disnea y toma del estado general, así como empeoramiento de los hallazgos al examen físico del aparato respiratorio.

Las pruebas de rayos X revelaron empeoramiento de las lesiones inflamatoria en ambos campos pulmonares. "Presentó intensificación de la disnea por lo que se decidió intubar y ventilar. Fue necesario apoyo con aminas durante todo el tiempo que duró la ventilación, por inestabilidad hemodinámica. Hizo cuadro de abdomen agudo, quiste de ovario torcido con hemoperitoneo que requirió intervención de urgencia de  manteniéndose ventilada y apoyada con aminas, se agrega a la terapéutica antibiótica Metronidazol", especifica el MINSAP.

Un cubano también de 80 años, pero residente en Camajuaní, Villa Clara, murió de una parada cardiorrespiratoria tras presentar súbitamente disnea, cianosis central y periférica. El hombre padecía de hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, fracturas de cadera anterior con anquilosis de la articulación lo que le provocaba una posición fetal forzada, demencia senil y desnutrición severa.

El ciudadano ingresó con síntomas respiratorios y recibió tratamiento para corregir la deshidratación y hiperglucemia. En los primeros días, evolucionó de manera, pero en el día de ayer tuvo las complicaciones clínicas que le provocaron la muerte, pese a las maniobras de resucitación.

Una cubana de 84 años, quien residía en Santa Clara, Villa Clara, falleció también por una parada cardiorrespiratoria. La mujer tenía hipertensión arterial, diabetes mellitus, y bloqueo auriculo-ventricular de primer grado.

Tras dar positiva a la COVID-19 ingresó en sala, donde presentó agobio respiratorio y cuadro de shock. Pasó a terapia intensiva taquicárdica, hipotensa, hipoxémica, oligurica, con gradiente térmico, toma estado de conciencia. Lamentablemente este jueves tuvo sudoración y "dolor precordial, sudoración profusa, hipotensión por lo cual se toman las medias iniciales, de oxigenación y alivio del dolor, administración de volumen y aminas,  se realizó electrocardiograma donde se precisa  imagen sugestiva de infarto del miocardio  en cara posterior y de ventrículo derecho", especifica el ministerio.

Una anciana de 98 años, con antecedentes de cardiopatía isquémica y diabetes mellitus controlada, murió por paro cardiorrespiratorio tras un cuadro súbito de dolor precordial, disnea, cianosis, y pérdida de la conciencia, corroborándose al examen físico ausencia de pulso, tensión arterial y frecuencia respiratoria. 

Esta cubana había ingresado "con cuadro clínico de tos seca, fiebre y disnea ligera. Se adelantó el  tratamiento con Kaletra y Cloroquina. Se ingresó en terapia intensiva  por presentar diarreas y contracción de volumen ligera, sin repercusión hemodinámica. Se mantiene   ventilando  espontáneamente. En el examen físico se auscultan crepitantes en ambos campos pulmonares a predominio hemitórax derecho, manteniendo. Estabilidad hemodinámica", puntualiza el MINSAP.

Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla. Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Internacional de Andalucía.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985