Lavarse las manos con frecuencia Foto © Pixabay creative commons

¿Por qué la limpieza de las manos es vital para prevenir contagios por coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insistido en que además de respetar las medidas de aislamiento social impuestas en cada país, los ciudadanos deben priorizar el lavado frecuente de las manos con agua y jabón.

La prestigiosa organización asegura que las manos son la principal vía de transmisión de gérmenes, por lo que su higiene es la medida más importante para evitar la transmisión de enfermedades perjudiciales y las infecciones de todo tipo.

La higiene de las manos la debe practicar toda persona, sea o no profesional o dispensador de servicios de atención sanitaria, por lo que es imprescindible saber hacerlo correctamente y en el momento adecuado.

Esta práctica adquirió especial significación a partir de los estudios del médico húngaro Ignaz Semmelweis quien obligó a instalar, fuera de la sala de obstetricia en que trabajaba, un receptáculo con agua y jabón para que los médicos se lavaran las manos.

Semmelweis fue duramente criticado y se dice que lo trataron como un excéntrico que quería hacerse notar por su extremada higiene, pero las cosas fueron cambiando cuando sus métodos comenzaron a ser efectivos.

En 1860, en Budapest, este médico logró reducir el número de muertes en las parturientas de un 20% que había con las viejas prácticas, hasta un 2% cuando se aplicaron sus medidas higiénicas.

Sin embargo, a la comunidad de sanitarios no les hizo gracia quedar en evidencia como personajes de pulcritud dudosa y las prácticas de lavado de manos poco a poco volvieron a perderse, mientras paradójicamente Semmelweis moría de una severa infección intentando demostrar sus teorías de la importancia de la higiene.

Los restos de jabón más antiguos conocidos, son de origen babilonio y datan del 2800 antes de Nuestra Era. Su uso con agua ha demostrado que elimina los microbios y permite evitar disímiles enfermedades.

En el lavado de las manos con agua y jabón de debe hacer siempre que estén visiblemente sucias, antes de comer y después de ir al baño. En tiempos de coronavirus esta medida se debe incrementar, dentro y fuera del hogar.

El coronavirus puede contagiarse de dos formas principales: al inhalar las gotas expulsadas por una persona infectada y al tocar superficies contaminadas con estas gotas.

Nuestras manos tocan muchas superficies a diario, por lo que son la principal vía para adquirir el virus. Una vez se han contaminado, podemos llevarlo a nuestras mucosas inconscientemente al tocarnos los ojos, la nariz o la boca.

También podemos contagiar a otras personas, pues el virus puede transmitirse al tocar alimentos, objetos u otras superficies. En este sentido las que más comúnmente guardan todo tipo de sorpresas son las manijas de las puertas, las mesas, teléfonos móviles o juguetes.

Es por estas razones que la OMS considera el lavado de las manos con agua y jabón como una de las principales medidas para frenar los contagios de coronavirus y poner fin a esta pandemia que azota al mundo.

En Cuba el jabón es uno de los productos higiénicos que más cuesta conseguir. Tiene una alta demanda en estos momentos y su producción se encuentra continuamente en crisis, por lo que escasea y en algunos lugares la desesperación es tal que la población pide que sea normado, incluso pagándolo en divisas.

Como sustituto al agua con jabón en Cuba se usa en esta crisis del coronavirus el agua con hipoclorito. Esta disolución se debe hacer atendiendo a indicaciones de una persona facultada pues para algunos el fuerte olor puede dañar las mucosas, especialmente en personas alérgicas.

También se puede emplear el alcohol en gel, siempre que su contenido tenga como mínimo de 60% de alcohol y que su uso sea como medida temporal, ya que es efectiva como complemento del lavado de manos.

El lavado frecuente de las manos se debe acompañar del uso de mascarilla, la limpieza sistemática de las diferentes superficies y la distancia entre personas superior a 1 metro.

La OMS considera que si la población consigue mantener estas medidas de prevención podemos frenar la pandemia del coronavirus en el mundo que ya afecta a más de 3 millones de enfermos diagnosticados y ha dejado más de 213 mil muertes, según las cifras oficiales.

Archivado en:

Gretchen Sánchez

Branded Content Writer en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante y Licenciada en Estudios Socioculturales.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985