Tareck El Aissami en 2016. Foto © Wikipedia

EE.UU. reitera recompensa de $10 millones para arrestar al ministro venezolano Tareck El Aissami

Estados Unidos reiteró la recompensa de $10 millones de dólares por información que condujera al arresto de Tareck El Aissami, quien fuera designado recientemente por el gobernante Nicolás Maduro como nuevo ministro de petróleo de Venezuela.

Michael Kozak, jefe de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado, resumió este martes en su cuenta de Twitter una ficha personal sobre El Aissami.

“Sancionado, Acusado y Buscado por tráfico de drogas. Con estas calificaciones, será más de la misma mala gestión y corrupción cuando lo que más necesitan los venezolanos es un sector petrolero que funcione”, dijo Kozak.

“Recompensa por información que conduzca a su arresto y/o condena: $10 millones”, añadió en la red social.

El nombramiento de Tareck El Aissami como ministro del Petróleo se produjo el lunes, un cargo que empezaría ahora a desempeñar luego de haber integrado la cúpula del régimen chavista en el rol de vicepresidente económico.

Con esta nueva función en la cartera, El Aissami estará a cargo de la reestructuración y reorganización del Ministerio del Petróleo a fin de "adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad energética" del país y "proteger la industria ante la agresión multiforme externa e interna".

Sin embargo, esto no lo libra de las acusaciones que pesan sobre él de facilitar envíos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control de aviones que partieron de una base aérea allí y rutas de drogas a través de los puertos de ese país sudamericano.

La policía estadounidense de migración y aduanas (ICE por sus siglas en inglés) tiene registrado a El Aissami entre sus 10 prófugos más buscados.

Además, el gobierno estadounidense lo señala por presuntamente usar sus posiciones en el gobierno para supervisar y poseer, de manera parcial, envíos de narcóticos de más de 1,000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluidas aquellas con los destinos finales de México y el propio Estados Unidos.

La asunción de El Aissami en su nuevo cargo dentro de la cartera energética, coincide con la creciente presión internacional sobre el régimen y la caída en los precios del petróleo hasta $ 10 dólares el barril a causa de la pandemia del coronavirus.

El Aissami, de ascendencia libanesa, es un criminólogo y abogado venezolano que desde 2017 está vinculado al grupo de poder dirigido por Maduro.

A finales de marzo de 2020, Estados Unidos acusó a Nicolás Maduro y a otros 14 altos funcionarios de su gobierno de convertir a Venezuela en un estado narcoterrorista, y de liderar una megaempresa al servicio del crimen organizado que robó miles de millones al país sudamericano.

“El régimen de Maduro está inundado de corrupción y criminalidad”, dijo el fiscal general William Barr al presentar oficialmente la acusación en Washington.

“Durante más de 20 años, Maduro y varios aliados de alto rango supuestamente conspiraron con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia [FARC] causando que toneladas de cocaína entraran y devastaran las comunidades estadounidenses. El anuncio de hoy se centra en la erradicación de la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a los más altos niveles del gobierno”, explicó Barr.

Maduro se convertía así en el segundo jefe de Estado en funciones que es encausado ante un tribunal federal, luego que en 1990 fuera formalmente acusado por cargos de narcotráfico el hombre fuerte de Panamá, el general Manuel Antonio Noriega.

Por Maduro, Washington ofrece 15 millones de dólares en recompensa, mientras que la información por otros funcionarios cercanos al gobernante asciende a 10 millones. Además de El Aissami; se incluyen en la lista de buscados el ministro de Defensa, Vladimir Padrino Lopez;  el presidente del Tribunal Supremo, Maikel José Moreno Pérez; y a Hugo Armando Carvajal Barrios, ex director de la Inteligencia militar.

Igualmente figura Diosdado Cabello Rondón, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

Hace algunos días trascendió que el gobierno de Cuba, uno de los grandes aliados del chavismo en la región, podía estar también involucrado en las actividades de narcotráfico que se operan desde Venezuela, según el jefe del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), Almirante Craig Faller.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas? deja un comentario:

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985