Médicos de EE.UU. bloquean a manifestantes proapertura económica Foto © Twitter

EE.UU: algunos estados retoman actividad económica a pesar de leve repunte de casos de coronavirus

Al menos 10 estados reabrieron la actividad económica en EE.UU. a pesar del repunte de casos de coronavirus en algunos de ellos, mientras en varias ciudades se registraron protestas contra las órdenes de quedarse en casa.

Los estadounidenses están ansiosos por retornar a la normalidad y expresaron sus frustraciones sobre el impacto económico de la pandemia, que ha generado la pérdida de más de 30 millones de empleos.

La reapertura comenzó el viernes sin coordinación federal en algunos estados, entre ellos Florida, Colorado y Texas, que levantaron varias restricciones.

Sin embargo, muchos han considerado de caótica o peligrosa la vuelta a la normalidad en regiones como Texas, donde abrieron tiendas, restaurantes y negocios no esenciales, justo el día en que hubo 50 muertes por el nuevo virus, la mayor cifra diaria de decesos en ese territorio desde que comenzó la pandemia.

Allí la gente salió a las calles y varios trabajadores latinos pidieron a los pobladores asistir a los negocios. 

Algunos establecimientos como restaurantes y tiendas también han reabierto sus puertas en los Cayos de la Florida, aunque solo para los residentes locales.

En ese estado esta semana Key West reabrió sus playas, parques y establecimientos recreativos para dar a los residentes "un cierto sentido de normalidad". Sin embargo, este sábado se observó un peligroso repunte de casos de COVID-19 en el llamado Estado del Sol.

REACCIÓN DEL GOBIERNO

Presionado por las pérdidas económicas que ha registrado el país durante la pandemia, el presidente Donald Trump había advertido de que no prorrogaría las directrices federales sobre el distanciamiento social y el cierre de negocios no esenciales.

Las recomendaciones expiraban el 30 de abril. A partir de esa fecha quedaría a discreción de los gobernadores de los estados decidir sobre el retorno a la normalidad en medio de la pandemia del coronavirus, que ya ha provocado más de 63.000 muertos y un millón 100 mil contagios en el país.

A pesar de la presunta libertad para decidir sobre el destino de las economías locales, el mandatario arremetió el viernes contra la gobernadora de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer, quien decidió extender el estado de emergencia. 

Trump también mostró su apoyo a quienes se han manifestado en ese estado para exigir la reapertura de la actividad.

"La gobernadora de Michigan debería ceder un poco y apagar el fuego. Estas son muy buenas personas, pero están enfadas. ¡Quieren recuperar sus vidas de nuevo, de forma segura! Véalos, hable con ellos, llegue a un acuerdo", dijo Trump desde su cuenta de Twitter.

ESTADOS QUE PERMANECEN CERRADOS

Al igual que Michigan, otros estados como California y Nueva York también mantuvieron las medidas de control frente a la pandemia. En este último, el gobernador Andrew Cuomo dijo que las escuelas permanecerán cerradas hasta el final del año escolar pues no le parece segura la reapertura de los centros educativos a pesar de la disminución en el número de hospitalizaciones. 

El político estadounidense, que dirige la ciudad epicentro de la pandemia, se mantiene precavido por temor a un nuevo repunte, luego de ver como la vecina Nueva Jersey registró más muertes que Nueva York por segundo día consecutivo, el mismo fin de semana en que el gobernador Phil Murphy decidió abrir parques y campos de golf. 

El gobernador de California, Gavin Newsom, cedió a las presiones y afirmó que en cuestión de días y no de semanas, como se pensaba inicialmente, podría comenzar la reapertura del estado. Pero de momento la economía del suroeste de EE.UU. permanecerá cerrada, indicó. 

Asimismo, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que prevé abrir el 15 de mayo pero antes de esa fecha se comenzarán a relajar algunas medidas.  

Afirmó, además, que en esa ciudad el peor saldo de la pandemia lo llevan los migrantes indocumentados, muchos de los cuales han sido apoyados por el gobierno de California.

"El enemigo de la nación no son los inmigrantes, es un virus que se llama coronavirus. Por eso en Los Ángeles se está asistiendo a estas poblaciones vulnerables", expresó Garcetti en declaraciones al canal Telemundo. 

A contrapelo del discurso enarbolado por Trump, el director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y uno de los principales epidemiólogos del país, Anthony Fauci, advirtió a los estados que se están apresurando a reanudar la actividad que están asumiendo "un riesgo significativo" de que repunten los casos de COVID-19.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985