Moscú reporta 85.973 personas contagiadas Foto © Youtube/ NotimexTV

Rusia reporta 10.000 casos nuevos de coronavirus y se convierte en el séptimo país con más contagiados

Rusia se convirtió este miércoles en el séptimo país del mundo con más casos de coronavirus, después de reportar 10.000 nuevos contagios en un solo día, lo que aumenta a 165.929 el total de personas positivas a la COVID-19 en ese país.

“En las últimas 24 horas en Rusia se han confirmado 10.559 casos de infección por coronavirus en 82 regiones”, informó el organismo ruso a cargo de la lucha contra el virus, en un comunicado recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

La mayoría de los casos nuevos se concentran en Moscú, en total 5.858 positivos, lo que eleva el balance en la capital a 85.973 personas contagiadas, el 51,8 por ciento del total en Rusia.

La mayoría de los casos nuevos se concentran en Moscú, en total 5.858 positivos, lo que eleva el balance en la capital a 85.973 personas contagiadas

En las últimas 24 horas, 86 personas han muerto por COVID-19 en el país, informa Europa Press. Sin embargo, el total de muertes que informa es de 1.537, algo que llama la atención si se observa que otros países de la región con cifras similares de infecciones presentan un número significativamente mayor de fallecidos.

Alemania, cuyo control de la pandemia ha sido destacado reporta casi 7.000 muertos, con un total de contagiados de 167.372. Turquía, que presenta 131.744 casos confirmados, registra 3.584 decesos.

De igual manera, el resto de los países en la zona euroasiática que dan cuenta de más de 100.000 y 200.000 casos, como Francia, Reino Unido, Italia y España, cuentan con más de 20.000 fallecidos cada uno, a excepción de Reino Unido, que ya sobrepasa las 30.000 muertes, según los datos del centro de estudios de coronavirus de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Las autoridades rusas han dicho que en las últimas 24 horas se han recuperado 1.462 personas, lo que sitúa el total de recuperados en 21.327.

Un total de tres funcionarios del gobierno han dado positivo a las pruebas de coronavirus, después de que se diagnosticara la ministra de Cultura de Rusia, Olga Liubimova, que se suma ahora a los casos del primer ministro, Mijail Mishustin, y el titular de Construcción, Vladimir Yakushev.

El Gobierno ruso ha informado de que ha realizado más de 4,6 millones de pruebas de coronavirus en todo el país, uno de los de mayor extensión territorial en el mundo. Por su parte, el alcalde de Moscú, Sergei Sobianin, ha indicado que no tiene previsto retirar el confinamiento después del 12 de mayo.

Sergei Shoigu, ministro de Defensa, anunció que desde el lunes comenzarían a regresar las brigadas de protección de amenaza nuclear, química y biológica enviadas por Rusia a Italia en el marco de la pandemia.

Rusia envió a Italia médicos militares para ayudar a contener el brote en ese país, cuando empezaba a aflorar la crisis sanitaria allí y no se había propagado por el mundo a los niveles que se muestra en la actualidad. En ese entonces, la nación gobernada por Vladimir Putin mostraba unas cifras halagüeñas, pero en las últimas fechas han aumentado considerablemente.

La labor de Moscú había sido plausible frente al control sanitario, si bien las autoridades tomaron medidas severas como amenazar con penas de prisión de hasta cinco años a las personas que violaran el autoaislamiento en sus hogares durante dos semanas, después de haber llegado provenientes de un grupo de países con casos confirmados de coronavirus.

Rusia fue una de las naciones que, además, cerró más tempranamente sus fronteras con China, desde comienzos de año, luego de que se diera a conocer del desencadenamiento del brote en la ciudad de Wuhan. Moscú prohibió ingresar a ciudadanos chinos a través de los puestos de control ubicados en el Lejano Oriente, la región de Kaliningrado, San Petersburgo y la región de Leningrado.

Hoy la crisis derivada de la pandemia ha pasado factura a la valoración del presidente del país, Vladimir Putin, que ha caído a su nivel más bajo desde que en el año 2000 se convirtió en jefe del Estado, según el último sondeo publicado este miércoles por el Centro Levada.

La encuesta expone que el nivel de aprobación de la gestión del mandatario ha caído hasta el 59 por ciento, aunque el instituto demoscópico advierte de que en esta ocasión, por la situación sanitaria, se ha consultado por teléfono y no de forma presencial a la muestra de 1.608 personas encuestadas entre el 24 y el 27 de abril, lo que puede haber influido en los resultados.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985