Presencia policial en Sancti Spíritus Foto © Escambray

Decomisadas más de 10 500 libras de arroz en Sancti Spíritus

La policía cubana decomisó un total de 10 555 libras de arroz en la provincia de Sancti Spíritus, en su cruzada contra las presuntas ilegalidades, acciones que parecen haber adquirido dimensiones mayores a raíz de la crisis generada por el coronavirus.

Junto al considerable volumen de arroz, se confiscaron además 1 367 libras de pasta de tomate, más de 1 000 libras de azúcar y 1 558 unidades de artículos de aseo personal, dijo a medios oficialistas el mayor Yéster Reyes Marrero, primer oficial de Tránsito en el territorio.

También se detectaron cuatro tanques plásticos con más de 800 litros de ron en una fábrica ilegal en el reparto de Colón de la misma provincia.

“Estos hechos violatorios de la Ley están sujetos a un procedimiento que se canaliza a través de los tribunales populares. Hasta la fecha se han celebrado cinco juicios: tres en Sancti Spíritus y dos en Trinidad; las medidas impuestas todas son privativas de libertad y oscilan entre ocho meses y dos años”, expuso Reyes Marrero.

El oficial mencionó que otras infracciones están asociadas al consumo de alcohol en la vía pública y lugares no autorizados, registradas luego de 47 denuncias que implicaron a más de 90 personas. Estas condujeron a la imposición de 2 247 multas.

“En cuanto al no uso del nasobuco como medida para preservar la salud, lo cual implica un delito de Propagación de epidemia, en cumplimiento del Decreto No. 141 se han impuesto multas entre 100 y 150 pesos. Se ha actuado contra 5 250 personas por dicho concepto”, informó.

De igual modo, Reyes destacó que la propia población ha denunciado aglomeraciones de personas, peleas de gallos, baños de menores de edad en lugares no autorizados, adolescentes que acuden a ríos, presas y playas, deportes y ejercicios físicos en áreas o lugares sin permiso para ello.

“Hemos estado recibiendo un promedio de entre 40 y 45 llamadas diarias, cuando antes no se sobrepasaba la decena”, expuso el oficial.

En la provincia ha habido situaciones con grupos de personas que incumplen las regulaciones e incluso hacen fiestas en sus viviendas, por lo general sin usar nasobuco o mascarilla. Durante las mismas, ingieren bebidas alcohólicas y provocan, en algunos casos, alteraciones del orden.

“Hemos atendido 17 denuncias de ese tipo; en ellas han estado implicadas 140 personas y se aplicaron multas desde 1 000 hasta 3 000 pesos, por el delito de Propagación de epidemia”, explicó Reyes.

En medios oficialistas se ha estado haciendo un seguimiento más amplio del trabajo policial en cuanto a supuestos delitos e ilegalidades, muchas veces mostrando a los perpetradores como una suerte de personajes desalmados que tratan de sacar provecho de la crisis generada por el coronavirus.

A la par, en redes sociales a menudo se denuncian arbitrariedades de la propia policía en sus funciones, amparados por el contexto epidemiológico actual.

Sancti Spíritus acumula 66 casos confirmados de coronavirus, de los 1754 que se reportan hasta este sábado en todo el país.

En medio de este panorama, Cuba vive una profunda crisis en que escasean sobremanera los alimentos junto a otros productos elementales y el régimen ha anunciado un declive económico para el que se sopesan incluso medidas paliativas adoptadas durante el llamado Periodo Especial de los años noventa.

Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, advirtió a finales de abril que Cuba tendría que “prepararse para situaciones muy complejas”.

“Podemos utilizar algunas medidas tomadas en aquel tiempo (Periodo Especial), como el ahorro y el uso eficiente y racional de los recursos”, refirió.

“Uno de los principales servicios de exportación de la isla es el turismo, y ya estamos apreciando cómo no solamente en Cuba, sino a nivel internacional presenta una contracción”, advirtió sobre la reducción drástica de una de las principales actividades en rendir beneficios económicos al régimen de La Habana.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronosticó que la economía cubana caería un 3,7 por ciento en 2020, debido a los efectos globales de la pandemia.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985