Operativo policial y Audi decomisado Foto © YouTube / Canal Caribe

Policía decomisa más de un millón de pesos y dos autos a dueño de un bar en La Habana

La policía cubana decomisó una gran cantidad de mercancías, dos automóviles, equipos de aire acondicionado y un millón 52 mil 500 pesos en efectivo, durante una operación conjunta en sendas casas, ubicadas en la calle Fábrica número 254, y Santa Ana, del barrio habanero de Luyanó.

Un grupo de personas, usando un establecimiento autorizado para la venta de comidas ligeras como tapadera, se dedicaban a vender alimentos muy demandados por los habaneros, en medio de la crisis económica y la epidemia de coronavirus, explicó a la televisión cubana, un jefe policial del municipio 10 de octubre.

El principal implicado en el supuesto fraude, propietario de un vehículo Audi, explicó que tenía dos formas de comprar los productos que luego revendía: Haciendo colas en las tiendas con varias personas asociadas para acaparar productos y comprando la mercancía a quien se la ofreciera por fuera del circuito estatal de distribución de alimentos y otros artículos.

La policía está investigando a los involucrados por supuestos delitos de Actividad Económica Ilícita y Receptación, según indicó el jefe policial de Diez de Octubre, que precisó están profundizando en la indagación del origen de los bienes ocupados, por si constituyeran infracciones de mayor gravedad.

Uno de los implicados ha sido un vecino que "prestó" su vivienda para guardar las mercancías, y alega que no sabía que eran productos ilícitos, siempre según la televisión oficial cubana.

El operativo policial fue transmitido por la televisión cubana, que lleva días emitiendo casi a diario acciones policiales contra supuestos delincuentes, aunque en esta ocasión el rostro de los implicados no fue mostrado en cámara.

Mayor control policial en tiempos de coronavirus

El gobierno cubano, acosado por el desabastecimiento y la escasez -más preocupante por el actual contexto de lucha contra el coronavirus- ha reforzado el control policial en las últimas semanas, para combatir delitos relacionados con el robo y la malversación de alimentos e insumos de todo tipo.

La prensa oficialista cubana se viene haciendo eco de arrestos y decomiso de mercancías a presuntos infractores y -en varios casos- suele aclarar que los productos incautados son destinados a alimentar a las personas que permanecen en los centros de aislamiento por el coronavirus.

Funcionarios de la OFICODA y bodegueros de Quemado de Güines diseñaron una red de falsos núcleos de consumidores, incluidos 56 menores de un año en el batey del central Panchito Gómez Toro para aapropiarse de sus cuotas alimentarias y de aseo y revenderlas en la bolsa negra, según el Ministerio del Interior.

Un operativo policial en Las Tunas, descubrió a un chofer y su ayudante usando un medio de transporte estatal para descargar ilegalmente productos agrícolas en un domicilio particular; mientras que en Cienfuegos, la policía confiscó más de 70 libras de tomates y otros alimentos a un individuo, junto a otros artículos.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985